Confiscan 573 libras de cocaína ocultas contenedor llegó desde RD a Puerto Rico

En medio de la pandemia y el proceso electoral en República Dominicana, es el segundo cargamento de esta índole que los federales descubren en el Ferry, a solo 16 días del primer cargamento que se produjo el pasado 10 de junio.

Por Rose Mary Santana

San Juan, Puerto Rico – La Oficina de Operaciones de Campo de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) confiscó 573 libras (260 kilos) de cocaína dentro de un remolque a bordo del ferry entre Santo Domingo y San Juan. “El valor estimado de la cocaína incautada supera los $7 millones”, de acuerdo con las autoridades federales.

Según refiere el CBP, todo ocurrió cuando “el pasado 26 de junio, el Equipo de Control de Narcotráfico del CBP inspeccionó varios contenedores que llegaban desde la República Dominicana en el M/V Kydon, observando varias anomalías dentro de un remolque tipo lowboy”, por lo que fue inspeccionado de manera minuciosa.

Después de un examen más intrusivo, los oficiales encontraron 231 paquetes que dieron positivo a la prueba sobre las propiedades de cocaína. El 10 de junio, CBP incautó 223 kilos de cocaína dentro de un contenedor que también llegó desde la República Dominicana.”

Al resaltar el esfuerzo de las autoridades, el Roberto Vaquero, director interino de la Oficina de Operaciones de Campo del CBP en Puerto Rico e Islas Vírgenes, dijo que “las organizaciones criminales transnacionales continúan usando la cadena de suministro internacional para ocultar narcóticos dentro de la carga legítima.”

“La experiencia de nuestros oficiales, adjunto con la utilización de todas las herramientas disponibles, resultó en la detección de estos narcóticos. Nuestras comunidades pueden sentirse más seguras sabiendo que los hombres y mujeres del CBP están asegurando sus fronteras.”

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, CBP, recuerda que “la misión de CBP es salvaguardar las fronteras de Estados Unidos, protegiendo así al público de personas y materiales peligrosos, al tiempo que mejora la competitividad económica global de la nación al permitir el comercio y los viajes legítimos.”

A pesar del esfuerzo conjunto tanto de las autoridades de la República Dominicana como de los Oficiales adscritos al CBP, los individuos que se dedican a este tipo de crímenes, continúan “retando a las autoridades”, no obstante la crisis de salud generada por la pandemia del COVID-19 y la que al parecer, “no representa ningún obstáculo para sus operaciones ilegales entre Puerto Rico y República Dominicana.”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Entradas recientes