El Gran Combo, alternativa como regalo de padres

Por:  Ana Hilda Pena/www.diasporadominicana.com

Luis Pérez:  fotoperiodista

San Juan, Puerto Rico – La ocasión ameritaba cierta formalidad, aspecto identificado no tan solo por el frac de los protagonistas, sino por el motivo de la celebración: El Gran Combo de Puerto Rico: Homenaje a los Padres, concierto en el que hubo baile, sorpresas y desde su inicio dio señales de un ambiente festivo.

También fue la oportunidad para oficialmente dar la bienvenida al nuevo miembro de La Universidad de la Salsa, así como un “adiós” a uno de sus vocalistas durante 38 años.

Don Rafael Ithier, fundador y director de Los Mulatos del Sabor, se dirigió a su público varias veces, pero con la siguiente, encendió el fogón: “Como es tan difícil oír al Gran Combo tocar y quedarse sentado ahí y ustedes pagaron con su dinero, hagan lo que les dé la gana… o si prefieren estar sentados en la silla, ¡pero bailen! Y hoy es el Día de los Padres, que ustedes pueden hacer lo que les dé la gana. Yo estoy haciendo lo que me da la gana… que no les voy adecir, pero después les cuento”.

La exhortación fue acogida por padres, fanáticos y familiares de los artistas. Todos estaban depláceme la tarde del domingo, 16 de junio cuando muchos escogieron asistir al Centro de Bellas Artes en Santurce para recibir ese sabroso tributo al son que toca el Gran Combo.

Y a las 4:30 de la tarde, la orquesta de fama mundial le puso salsa a la Sala de Festivales connúmeros clásicos y novedosos. Dos horas que, entre el sabor, el humor y la historia, hubo espacio para apreciar la lealtad de sus miembros.

Desde anunciar a los integrantes a su entrada en tarima, escuchar la semblanza de toda la trayectoria musical del emblemático grupo hasta las memorias fotográficas en pantalla que expresaban más que las palabras, harían el evento inolvidable.

Agradable bienvenida

Fue una experiencia valorada ver a Don Rafael Ithier marcar pasos de baile muy a su estilo, junto a los cantantes que hacían su particular coreografía. Pero no solo eso. Y es que, el legendario pianista tocó el instrumento para dar la bienvenida a Joselito Hernández, quien empezó como corista y sustituye a Papo Rosario. Ciertamente, este junte en La loma del tamarindo fue bien recibido.

La agrupación que estuvo en la apertura de Miss Puerto Rico Universe, rindió su propio homenaje al “Viejo”, como llaman a su jefe o amigo. Para ese momento, fue sentado en una butaca roja y dorada de alto espaldar, cual rey del trono. Le homenajearon con una composición especial para él: Rafael Ithier.

Emotiva despedida

Por motivos de salud, Papo Rosario, se retiró del grupo. “Feliz”, según declaró. Sobre el escenario fue agraciado con una placa, que al parecer tenía mucho pe$o dentro de un sobre pegado en la parte posterior. Papo, emocionado, leyó una breve despedida, recibiendo el apoyo de sus compañeros y la ovación de los fanáticos.

Aprovechando su presencia, cantó el tema que lo identificó sobre las tablas El carbonerito y Ledicen papá. El director de la orquesta instó al alegre y ahora exintegrante a subir a la tarima cuantas veces quisiera cada vez que Gran Combo amenizara en la isla, porque había sido sincero y defendió a la agrupación a capa y espada.

Otra sorpresa fue la interpretación de Anthony García y Dianeris, su hija, en el tema Homenaje a los padres, siendo otro de los momentos admirados.

Junior Abrams fue el maestro de ceremonia del Homenaje a los Padres y dio un toque jovial, mucho más cuando interactuaba con Don Rafael Ithier.

Otras canciones:

Me liberé, Por ella, La clave, Se me fue, El menú, Hay que quererte, el clásico Hojas blancas yBrujería formaron parte del repertorio. Tras ser aclamado, el Gran Combo de Puerto Rico ofreció la compilación de La fiesta de Pinito y No hay cama pa’tanta gente, que al pedido de “una bulla Puerto Rico”, en voz de Jerry Rivas, fue el cherry que cerró alegremente esta propuesta musical.