A Pleno Sol: Soberanía innegociable

In Opinión

Por Manuel Hernández Villeta

La soberanía nacional no es negociable. La territorialidad no puede ser violada por nadie, ni nada. Los organismos internacionales quieren jugar con el derecho a la nacionalidad dominicana, y eso es inaceptable. Como país libre, soberano e independiente, ese tipo de injerencias  tiene que ser detenida.

La Corte Interamericana de los Derechos Humanos vulnera principios básicos de la coexistencia entre los pueblos. No puede tratar a la ligera y en forma imprudente el tema de la nacionalidad. Los nacidos aquí  de padres ilegales, son haitianos y no dominicanos.

Ya hay una disposición constitucional al particular, y no puede un extranjero restregarnos en la cara nuestra posición de país caribeño débil, y donde muchos de sus líderes, a lo largo de la historia, han doblado rodillas ante el gran imperio.

Pero el hombre de la calle, el pueblo sencillo y llano, ha abonado con su sangre la llama de la libertad. Rechazamos las injerencias extranjeras, aunque sea de una corte cuya misión central sea velar por el respeto a los derechos humanos.

Pero nadie puede estar por encima de la Constitución, de la soberanía, de la territorialidad y de los derechos adquiridos con propio esfuerzo por los dominicanos.  Es una afrenta innecesaria a la buena convivencia este fallo que no es histórico, pero si basado en los lineamientos de que hay que abrir puertas a la emigración masiva de haitianos ilegales.

La República Dominicana ha sido la más solidaria con Haití. En momentos de desgracias sociales y políticas, cuando se necesitaba la mano amiga, ahí ha estado la República Dominicana al lado de sus vecinos. Eso no significa que se deba permitir la emigración ilegal y darle la ciudadanía a todos los nacidos aquí de forma irregular.

Va entrando la República Dominicana en una etapa de crisis cuando de sus pocos recursos tiene que mantener a unos dos millones de emigrantes haitianos, la mayoría de los cuales están ilegales, y pasan a trabajar en la agricultura, la construcción, cuidando edificios o pidiendo en las calles.

Una mayoría de hospitales públicos  tiene tantos pacientes haitianos como dominicanos, y en el caso de las maternidades, miles de parturientas del vecino país vienen  para sus chequeos finales, y se les atiende sin cobrarles un centavo, en desmedro, en ocasiones, de madres dominicanas.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos acomete un acto irrespetuoso, violador del derecho a la soberanía y a la Independencia nacional, y eso es intolerable. Nunca de rodillas, y siempre en defensa de nuestra Constitución, nacionalidad y territorialidad. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Join Our Newsletter!

Love Daynight? We love to tell you about our new stuff. Subscribe to newsletter!

You may also read!

Entérate NY

Por Ramón Mercedes “Periodismo informativo y crítico al servicio de la comunidad” ►Aclarando: El autor de esta columna recibe semanalmente decenas de cartas, llamadas,

Read More...

Delegados partidos RD-NY demandan cambios JCE Circunscripcion 1

Por Ramón Mercedes NUEVA YORK, EE.UU.- Delegados de los políticos dominicanos ante las Oficinas de Coordinación de la Logística Electoral del Exterior (OCLEE) en esta

Read More...

Espaillat inicia en NY campaña concientizar sobre Censo 2020

Por Ramón Mercedes NUEVA YORK, EE.UU.- El congresista Adriano Espaillat (D-13), acompañado de la directora del Censo 2020-NY, Julie Menin, exhortó a los

Read More...

Mobile Sliding Menu