Cuando los amigos necesitan la solidridad por su condición de salud

0
137


                                                    Por Adalberto Domínguez

A todos los seres humanos se nos quebranta la salud, aunque en mayor o menor proporción, dependiendo de las circunstancias que puedan presentarse o ser provocadas en la sociedad en la que convivimos y nos activamos cotidianamente.

Cuando nuestro estado de salud se ve afectado, muchas veces nos agrada ser visitados por familiares, amigos y relacionados en el lecho donde nos recuperamos, ya sea en el hogar o en un centro médico público-privado, recibiendo una especie de terapia verbal, corporal y afectiva de quienes apreciamos y que nos mejoran aún estando muy enfermos, en una relación interpersonal.

Por lo general, el dominicano es solidario con sus connacionales, lo que queda evidenciado con las visitas que representantes de distintos sectores empresariales, políticos, comerciales, culturales, deportivos, Etc., les hicieron a líderes domincianos mientras se mantuvieron enfermos, entre ellos el  Profesor Juan Bosch (La Vega, 30 de junio de 1909 – Santo Domingo, 1 de noviembre de 2001), el doctor José Francisco Peña Gómez (Loma de El Flaco, Cruce de Guayacanes, sección de Laguna Salada, municipio de la provincia Valverde, 6 de marzo de 1937 – Cambita, Garabitos, San Cristóbal, 10 de mayo de 1998) y el doctor Joaquín Balaguer (Villa Bisonó o Navarrete, Santiago, 1 de septiembre de 1906 – Santo Domingo, 14 de Julio de 2002).

Esa muestra  de solidaridad de los dominicanos se acaba de repetir en el caso de José Fernández, uno de los fundadores de la Seccional del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en Nueva York y quien exitosamente fue sometido esta semana a una intervención quirúrgica de su espina dorsal en el Hospital Memorial Morristown Medical Center, en Morristown, Nueva York, por el experimentado cirujado, Dr. Naseef, calificado de 5 estrellas en su especialidad.

Hace varias semanas, José Fernández, miembro del Comité Central del partido fundado por el profesor Juan Bosch, había recibido tratamiento médico en el New York Columbia Presbyterian Hospital, en el alto Manhattan, y en un centro terapéutico de El Bronx, afectado de problemas neurológicos, siendo visitado por separado por sus compañeros Carlos Castillo, cónsul general de la República Dominicana en Nueva York, y Franklin Rodriguez, ambos miembros del Comité Central del PLD, así como por numerosos miembros de las diferentes direcciones y organismos de esa organización oficialista.

“Espero lograr el objetivo que mi salud necesita”, expresa José Fernández, a quien visitamos recientemente y quien enarbola como uno de sus méritos el haber sido uno de los 23 fundadores del PLD en Nueva York que en el año 1973 renunciaron del Partido Revolucionario Dominicano, de cuya seccional también había sido miembro fundador en esta metrópolis y que es un partido aliado del PLD en el Gobierno que preside el licenciado Danilo Medina Sánchez.

Los otros 22 miembros fundadores de la seccional del PLD en Nueva York son Jaime Vargas, Alberto Aybar, Pedro P. Reyes, Fausto Hernández, Manuel Alar, Héctor Cerda, Federico Pérez, Epifanio Duran, Ramón Rodríguez, Marcos Fernández, María Pérez, Eva Núñez, Rafael Pérez, Rafael Fernández, Jaime González, Rusber Méndez, Cosme Pérez, Lincoln Cruz, Manuel Sánchez, Víctor Sánchez, José Castillo y Fernando Ferreira.

José Fernández, miembro del Comité Central  desde 1986 y de la Dirección Seccional del PLD, siempre estuvo mental y emocionalmente preparado para enfrentar los retos y hacercse una cirugia de la columna vertebral para recuperación de su capacidad motora y caminar, lo que se logro y hoy fue dado de alta del centro médico aunque deberá estar frecuentando sus médicos para continuar su tratamiento.

En estos momentos es cuando José Fernández necesita la solidaridad de sus compañeros de partido, amigos y relacionados por su delicada condición de salud, recordando la canción del cantautor cubano Silvio Rodríguez: “La era está pariendo un corazón”….

Pie de foto:

NUEVA YORK.-El ex cónsul y dirigente peledeísta José Fernández, quien fue dado de alta del Hospital Memorial Morristown Medical Center, en Morristown, tras un prolongado tratamiento médico y ser operado de la espina dorsal.