Deme un frío frío de coco

0
243


Era calurosa la tarde rumbo a la Escuela República de Honduras. Aquél frío frío de coco, apaciguió mi sed, ensuciando mi uniforme de blusa azul y falda kakis con tachones que me coció la fenecida modista Doña María, la esposa de Batista.

 Realmente no sabía de dónde cogían esa agua para elaborar los sabores de anís, frambuesa, chinola, guanábana, tamarindo, menta, piña, entre otros, porque a todos los estudiantes  nos producía un tremendo dolor de barriga la refrescante bebida realizada con hielo guayado y sirop de sabores.

La periodista Dominga Valdez. Foto: Freddy Santana

Recuerdo del frío frío allá en el barrio.