El Tiro Rápido: De nuevo Baní. Una muy seria denuncia

Por: Mario Rivadulla

Si estremecedora fueron las denuncias surgidas como consecuencia del asesinato del coronel de la Policía Nacional, Daniel Ramos, en Baní, un hecho envuelto en sombras que aún está por esclarecerse en toda su magnitud y complicidades no menos resulta ahora la que por nueva vez hace pública el senador Wilton Guerrero.

Este ha vuelto a la carga con el tema del intenso tráfico de drogas que asegura sigue teniendo lugar en Baní con la complicidad de las autoridades, pero en esta ocasión con un giro quizás aun más escandaloso.

Según el legislador banilejo reveló a los periodistas que cubren la fuente del Senado, y a renglón seguido amplió con mayores detalles a sus compañeros de hemiciclo en el curso de la sesión de dicho cuerpo, el capo local conocido como “Buche”, quien según su propio hermano posee el mayor punto de drogas de Baní, y al que se atribuye el asesinato del coronel Ramos, sigue dirigiendo sus operaciones desde la cárcel La Preventiva donde guarda prisión  por este hecho.

Allí habría logrado que lo trasladaran a una celda escogida por el mismo y desde la cual ordenó, como si fuese la autoridad,  realizar sendos allanamientos  en los respectivos  hogares y el apresamiento de dos personas que se habían querellado contra el. 

Si esto ya de por si resulta escandalosamente grave, mucho más lo es el hecho que relata Guerrero, de haber dispuesto la captura del cuñado de una de las denunciantes, nombrado Justiniano Lara Serrano, el cual habría sido llevado a la cárcel y a requerimiento de “Buche” llevado a su celda donde lo golpeó rudamente y lo mantuvo en condición de secuestrado reclamando a la esposa un rescate de 150 mil pesos a cambio de liberarlo.

Como testigo de todas estas increíbles anomalías, el senador banilejo menciona al general Then quien se trasladó a la cárcel, encontrando a la víctima en malas condiciones bajo la custodia de otro recluso apodado “Morenito”.   Para avalar su denuncia, Guerrero mostró fotografías de Lara Serrano quien debió ser llevado de urgencia al hospital Nuestra Señora de Regla, donde comprobaron que presentaba lesiones internas.

Ampliando su denuncia, el senador Guerrero afirmó que gracias a la complicidad de autoridades locales, de las cuales excluyó a las recién establecidas nuevas dotaciones de la DICRIM y la DNCD,  fracasaron diez allanamientos programados contra conocidos puntos de drogas porque sus operadores fueron previamente avisados por lo que pudieron extraer a tiempo drogas, armas y cualquier otro material comprometedor.

Es de señalar que a diferencia de otras ocasiones en que ha actuado con evidente ligereza,  en esta oportunidad la denuncia del senador Wilton Guerrero ha estado acompañada de nombres,  datos específicos y un testigo de algo nivel como el general Then como elementos probatorios que evidencian que en Baní persiste la misma situación que llevó a la muerte del coronel Ramos, así como es una nueva demostración de la extrema vulnerabilidad de nuestro muy deficiente régimen carcelario.

La denuncia, entre otras autoridades comprometidas, pone bajo serio cuestionamiento las que tienen a su cargo el manejo de la cárcel La Preventiva de la Fortaleza de Baní, y  como pronta providencia plantea el inmediato traslado del “Buche” a  una prisión de máxima seguridad y en condiciones de aislamiento, a más de establecer los niveles de complicidad de que se ha estado valiendo para aplicar las sanciones y correctivos de lugar.