A Pleno Sol: Visiones de reelección

0
137

Por Manuel Hernández Villeta

Los grupos que enfrentan un intento releccionista, toman el camino de ocultar la cabeza en la arena. Sus pronunciamientos parten de que no hay acciones encaminadas a una repostulación, por lo que se impondrá la alternabilidad.

Se dice con mucha gracia que la Constitución prohíbe la reelección, y que por tanto no será una realidad. Un enorme error pensar así. Si la Constitución se modifica, entonces es dentro de la ley que se inscribiría la reelección. Lo único que necesita Danilo Medina para tratar de seguir en el Palacio Nacional son los votos suficientes en el Congreso.

Leonel Fernández tiene que cambiar el discurso. A esta altura no se puede plantear que la unidad del Partido de la Liberación Dominicana se va a mantener. El PLD está a un pelo de la división. Leonel tiene que ver a larga distancia y comenzar a pensar que tiene que ser candidato independiente.

Hay una posibilidad de unidad, enmarcada en dos caras. En ambos lados de esa moneda están Danilo y Leonel. En la primera se da la unidad porque Danilo apoya una candidatura de Leonel. En el otro lado, Leonel se repliega y respalda a la reelección. Es la unida formula que puede facilitar la unidad peledeista.

Leonel comiendo yaniqueque en Juan Dolio, presentando un libro en Villa Duarte y comentando las memorias del emperador romano Marco Aurelio, habla de unidad, pero ya luce con el pie puesto en el estribo del caballo de una candidatura independiente.

El heredero de Marco Aurelio, Cómodo,  llevó el imperio romano  al fracaso. Lo dijo el Emperador y Leonel:  “Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad”. ¡Ay!, se me acabó la tinta.