3 de Diciembre Día Internacional de las personas discapacitadas

0
117
Por Dominga Valdez
Como madre de un hijo con discapacidades, hoy celebramos que esos seres especiales estén en nuestras existencias, dándonos a cada instantes lecciones de vida a todos aquellos que piensen que la discapacidad, es una enfermedad.
Dios, es  muy sabio cuando nos concede la virtud de poder cuidar, amar, proteger y darnos la oportunidad de cambiar nuestras vidas, teniendo un hijo o hija discapacitado.
Esta experiencia me ha llenado de esa tolerancia, sabiduría, paciencia, que honestamente yo no tenía, comprendiendo a la vez que todas las madres con estos casos somos unas “Guerreras Incansables”.
Con mi hijo he aprendido que la vida, es simple y compleja a la vez, que la salud, vale oro, que el tiempo apremia, que no importa que nos falten movilidad en las extremidades, si tu mente está conciente  y capaz de generar ideas y proyectos.
Al atender un hijo con discapacidades, aprendemos a ser más solidarios con todo y con todos, aprendemos a valorar tantas cosas.
Cada día doy gracias a Dios, por permitime, ser la madre, de mi hijo Danny, con múltiples discapacidades, pero con un corazón lleno de bondad, y una mente envidiable, que talvez personas sanas, pudiesen envidiar.
Fue en el 1992, cuando se declaró éste día 3 de Diciembre como el día de las personas discapacitadas, con el objetivo de promover la concienciación, de las personas discapacitadas .
Gracias hijo mío, por dejarme ser tu chistosa madre, disfruto enormemente serlo.