Federales arrestan otro dominicano en Puerto Rico tratando de abordar vuelo hacia Florida con documentos falsos

0
161

Conforme los oficiales del CBP, el ciudadano intentó abordar un vuelo comercial hacia el Aeropuerto Internacional de Hollywood en Fort Lauderdale, Florida con documentos que había adquirido por valor de US$1,000, entre ellos licencia de conducir, social y otros de un ciudadano norteamericano

Por Rose Mary Santana

San Juan, Puerto Rico – Oficiales adscritos a la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, arrestaron el martes a un ciudadano extranjero intentando abordar un vuelo en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín hacia el Aeropuerto Internacional de Hollywood en Fort Lauderdale en la Florida, el que según informan “estaba haciendo uso de documentos falsificados.” Estos documentos fueron adquiridos mediante compra por valor de unos US$1,000, según narró el detenido.

“Yamirle Radhamés Stephens Encarnación, un ciudadano de la República Dominicana, compareció por primera vez el miércoles ante el Juez Magistrado de los Estados Unidos Bruce McGiverin, por cargos de violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1546, por fraude y uso indebido de visas, permisos y otros documentos oficiales”, refiere la Agencia que vela por el control de las Fronteras en los Estados Unidos.

A pesar de los usos de nuevas tecnologías en todos aeropuertos y puertos de los Estados Unidos y Puerto Rico, “aún sigue siendo un dolor de cabeza para las autoridades del CBP, el gran número de ciudadanos que intentan burlar los controles de las autoridades para entrar de manera ilegal a la nación norteamericana y pese a las advertencias y riesgos que ello conlleva.” Los oficiales del CBP, están en constante entrenamiento para fortalecer sus capacidades en este orden.

“Extranjeros que se encuentran ilegalmente en los Estados Unidos, así como los delincuentes, buscan utilizar documentos de Puerto Rico para eludir la detección de las autoridades federales”, indicó Edwin Cruz, Director del Puerto del Área de San Juan. Muchos de estos ciudadanos utilizan a menudo documentos que pertenecen a otras personas que sí son nacidas en territorio norteamericano.

Añade que “nuestros oficiales están capacitados para detectar documentos fraudulentos y llevar a los impostores ante la justicia.”

Arresto

Según narran las autoridades del CBP, “durante las inspecciones de pre-embarque autorizadas por la ley federal, Stephens Encarnación afirmó ser ciudadano de los Estados Unidos con el nombre de Luis Michael Rijos, presentando una licencia de conducir de Puerto Rico, una tarjeta de seguro social y un certificado de nacimiento de Puerto Rico.”

“Los oficiales de CBP remitieron al señor Stephens Encarnación para un examen más riguroso, ya que los documentos que presentó no parecían ser legítimos. Una inspección posterior reveló su identidad., a la que el acusado indicó que compró los documentos por aproximadamente US$1,000 para poder vivir y trabajar en los Estados Unidos.”

El caso está siendo investigado por la Fiscal Federal Evelyn Canals por parte de la Fiscalía de los Estados Unidos en el Distrito de Puerto Rico.

“Si es declarada culpable, el señor Stephens-Encarnación enfrenta una pena de prisión de no más de 10 años, una multa o ambas.”

“La misión de CBP es facilitar los viajes mientras se mantienen los más altos estándares de seguridad para quienes viven aquí y para quienes vienen de visita. En un día típico del año pasado, los oficiales de CBP procesaron a más de un millón de viajeros que llegaban a aeropuertos, puertos marítimos o pasos fronterizos utilizando la geografía de los Estados Unidos.”

Tras el paso del huracán María por Puerto Rico, el aumento de dominicanos residentes de manera ilegal en la Isla y que tratan de salir hacia la Florida, Nueva York y otros estados, ha ido en aumento.

Hasta el momento, “ninguno de los denominados Diputados en el Exterior, que representan a los dominicanos de la Diáspora por la Circunscripción número 2 que comprende también a Puerto Rico, se ha interesado en la suerte de estos apresados, ni tampoco en un proceso de orientación para evitar que se sigan repitiendo casos como este que por una franca violación a las leyes norteamericanas, trae como consecuencia encarcelamiento, multas y deportación.”