El Tiro Rápido: Ante el riesgo de un seísmo

0
130

Aunque otros temas puedan lucir de mayor impacto y concitar mas el interés público, tales el ya tan manoseado y no por ello menos importante que el de la lucha contra la corrupción, la ley de partidos o  las fuertes luchas internas por las  candidaturas presidenciales, hay que seguir insistiendo en el del cambio climático por las posibles catastróficas consecuencias que pudiera acarrear para el país si no tomamos plena conciencia del mismo y adoptamos las medidas necesarias para minimizar sus efectos.

Basta leer hoy en el Diario Libre las advertencias de los expertos Rafael Izquierdo, quien preside la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (ECORED) Thony Da Silva, de la firma internacional Pizzolante de Estrategia y Comunicación para cobrar un poco más de interés en el tema al recordarnos dos cosas importantes.,

La primera es que la República Dominicana figura en la lista de los diez países considerados de mas alto riesgo a  los efectos del cambio climático.  Ya desde bastante antes el ex vicepresidente estadounidense Al Gore quien ha estado dedicado por entero a lanzar clarinadas de alerta en este sentido, lo había señalado de manera terminante en su impactante, divulgado y premiado largo metraje “Una verdad inconveniente”, donde se menciona de manera expresa al país.

El otro recordatorio es que ya desde antes el mundo ha entrado en la etapa del cambio climático o efecto invernadero, cuyas manifestaciones se han venido sintiendo de manera sistemática en el país, aunque quizás en forma un tanto sutil y menos perceptible para el común de la gente.

¿Estamos tomando conciencia de esta realidad?  ¿Estamos adoptando medidas preparatorias para enfrentarla?

Si bien es cierto que en los últimos tiempos se nota un mayor grado de preocupación en este sentido, todavía luce que estamos muy distantes y ajenos a la necesidad de acelerar el paso e incrementar el ritmo de medidas de prevención.

Quizás el sector mas vulnerable de todos y que pudiera resultar mas directamente afectado es el turismo, precisamente la actividad que en mayor medida pudiera determinar el futuro de la economía nacional por su gran dinamismo.

Pero también la agricultura y la ganadería resultan altamente sensibles, y con ello quedarían comprometidas  la soberanía y seguridad alimentaria del país que hasta ahora estaría supliendo las cuatro quintas partes de nuestras necesidades.   Y de manera absolutamente esencial, las fuentes generadoras de agua potable, la mismas de que depende la supervivencia  de todos los seres vivos  que ocupamos el planeta, personas, animales y plantas.

Si bien, insistimos, los temas que a diario focalizan nuestro mayor interés no dejan de ser importantes, en esa misma agenda ha de incluirse la conservación de la calidad del medio ambiente y darle un rango prioritario.

Porque de ello depende en definitiva la existencia.  Y si esta perece, todo lo demás se irá con ella.

teledebate@hotmail.com