El Tiro Rápido: El nuevo año escolar

0
148

Por: Mario Rivadulla

Estamos ya a escasos pasos del inicio del nuevo escolar. Con ese motivo el Ministro de Educación, Andrés Navarro, ha ofrecido una serie de informaciones que son de oportuna acogida y  comentario.

Según el titular de la docencia, a partir del lunes las aulas del sector público deberán acomodar 2 millones 700 mil alumnos en números redondos.  De ese elevado contingente más de un sesenta y ocho por ciento lo serán bajo la modalidad de la “tanda extendida”, con la incorporación de un millón ciento cincuenta mil nuevos estudiantes a la misma.

Ya tendremos por consiguiente dos tercios del total del alumnado incluidos en el sistema ampliado, lo cual significa que recibirán desayuno, almuerzo, merienda y materiales didácticos, lo que supone una mayor erogación de fondos del presupuesto de Educación, al tiempo que un ahorro económico nada despreciable para las respectivas familias. La implementación de la República Digital beneficiará igualmente a una buena cantidad inicial de profesores y estudiantes que serán provistos de computadoras a través de las cuales podrán entrar y mantenerse al día en el campo de la tecnología.

Según las memorias presentadas por el Ministro Navarro durante el período 2016-2018 se han construido y entregado 4 mil 550 aulas nuevas y remodeladas en 225 distintos centros escolares en todo el país. Asimismo, 251 Centros de Atención Integral a la Infancia y la Familia y 19 de Atención Integral a la Primera Infancia.

En lo tocante al personal docente significó que el aumento salarial de un 10 por ciento alcanzó a más de 91 mil docentes, y  destacó que después de nueve años se llevó a cabo la Evaluación de Desempeño Docente que otorgó los correspondientes incentivos a más de 60 mil maestros, al tiempo de defender el sistema de ternas para la designación de los directores regionales y distritales en sustitución del procedimiento seguido anteriormente en que eran elegidos discrecionalmente por el propio Ministro.

Ciertamente no todos son luces en el campo de la educación pública.  Todavía hay muchos conos de sombra que despejar y un buen trecho por andar para lograr los niveles de avance y perfeccionamiento requeridos para alcanzar el ideal de una educación de calidad, objetivo primordial del 4 por ciento.

Pero ya desde mucho antes se sabía que era un camino largo el que habría que recorrer dados los penosos niveles de atraso que mostramos en el campo de la educación pública. Que el incremento de los recursos era y es tan solo un factor, al que hay que sumar tiempo, dedicación, cambios significativos en el modelo educativo y los patrones de enseñanza, esfuerzo compartido y firme compromiso de los principales actores, a saber las autoridades, los docentes, los alumnos y los progenitores de estos.  Y por lo pronto, como requerimiento primordial, no perder un solo día, una sola hora, un solo instante de clase, tal como se estableció en el Pacto por la Educación.

Ahora que estamos al inicio de un nuevo año escolar, queremos insistir en este punto.  Hagamos del mismo una consigna de fiel cumplimiento.  Que toda diferencia sea zanjada por vía del diálogo.  Que ningún reclamo sea sustentado con la suspensión de clases. De por medio está el destino de la educación y formación ciudadana de las nuevas generaciones, que es tanto como significar que es también el destino futuro del país.

teledebate@hotmail.com