A Pleno Sol: La Marcha Verde

0
73

Por Manuel Hernández Villeta

 La Marcha Verde tiene el derecho de realizar un encuentro y exponer sus puntos de vista. La movilización realizada  el pasado domingo  puede ser observada  como un golpe de impacto. Ahora, no llega a la escalada de movimientos telúricos  que levantan sus propulsores. Pero fue una acción de efectos colaterales que se verán en las venideras semanas.

El gran impacto de la Marcha Verde no fue la cantidad de personas que desfilaron a sol y agua. Lo impactante fue  copar las primeras páginas de todos los periódicos impresos, áreas privilegiadas en los digitales,  transmisiones en vivo por los principales canales noticiosos y cobertura en la prensa internacional.

Sería una gran ligereza ignorar la trascendencia  en los medios y en las calles que obtuvo la Marcha Verde. Desde luego, se han minimizado si tomamos en cuenta su primera marcha y las subsiguientes. Además no es bueno jugar con las palabras. Prometieron un millón de personas movilizándose y después nos quisieron tomar de idiotas, diciendo que era un millón de ideas.

En los dos casos miente la Marcha Verde. No tienen sus organizadores la logística y tal vez los recursos económicos para movilizar a un millón de personas. Nadie lo puede hacer en el territorio nacional. Tampoco  ha mostrado el interés de levantar un millón de ideas. La Marcha Verde únicamente vende el tema de la corrupción.

Entrando a la recta de un año electoral, la Marcha Verde no puede subsistir fuera del momento. Se extinguirá si su evolución es de ser un movimiento cívico para denunciar la corrupción. Ya hay otros apéndices de la sociedad civil que hacen esa labor, y no pasan de ser los cuatro integrantes de su junta directiva.

La marcha se convierte en partido político, o desaparece. A nadie le interesa un movimiento de simple denuncia, que no tenga en su norte la toma del poder. Con las figuras que se levantan en la Marcha Verde, no creo que tenga la independencia,  la capacidad de trabajo y la organización para ser un partido exitoso.

Lo primero e s sanear sus filas. Tiene corruptos para ser llevados a la justicia, pero en su seno alberga a pillos  preferidos que desfilan con la camisa verde. Miente la Marcha cuando dice que tiene un millón de ideas. Absolutamente falso. Ustedes solo exhiben  el tema de la corrupción, con culpables seleccionados.

Sera un movimiento pujante y progresista cuando incluya en sus demandas control del alto costo de la vida, aumento general de salarios, mayor cobertura sanitaria, modernización del sistema de enseñanza, seguridad para que se pueda transitar por las calles  y una genuina distribución de las riquezas, o que el capitalismo tenga un rostro humano.

Todos los corruptos deben ir a prisión. Pero lo más importante es luchar para que a cada mesa llegue la comida diaria. Si usted es amigo de corruptos, para combatir a otros corruptos, no es sincero y tiene una máscara que le tapa la mueca. Creo en la lucha popular cuando el mensaje es claro y no turbio. ¡Ay!, se me acabo la tinta.