El Tiro Rápido: De nuevo la intromisión Rusa

0
61

Por: Mario Rivadulla

Así como por razones más que conocidas y sobradas tenemos que darle seguimiento cercano a todo cuanto concierne en términos de inestabilidad al otro lado de la frontera por las posibles repercusiones para nuestro país, tampoco podemos permanecer indiferentes y ajenos al acontecer político de los Estados Unidos,  en cuya área de influencia nos desenvolvemos, y que es además nuestro principal socio comercial.

Así como aquí es tema de aguda controversia, tranque político y  prolongada permanencia mediática el tema de las Primarias, en los Estados Unidos lo ha sido ya desde antes de la instalación en la Casa Blanca de Donald Trump como primer mandatario de la que todavía luce ser la más poderosa potencia del mundo,  el de la intervención rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses con la finalidad de perjudicar la candidatura de Hillary Clinton.

Aún no despejadas las incógnitas sobre el controversial tema, sometido a una extensa investigación por parte de un fiscal especial, surge ahora una nueva situación similar que también involucra a Rusia. Tal con la sorpresiva rueda de prensa en la que el Director Nacional de Inteligencia Dan Coats denunció la existencia de una amplia campaña en marcha en Rusia para debilitar y dividir el país antes de las ya cercanas elecciones legislativas a celebrarse en el próximo mes de noviembre.

Estas elecciones revisten especial importancia, ya que de su resultado pudiera depender que los republicanos mantengan y refuercen su control sobre la Cámara de Representantes y el Senado, lo que allanaría el resto de la gestión de Donald Trump,  o que por el contrario, el liderazgo de una o de ambas cámaras pase a manos de los demócratas con lo que obviamente se dificultaría la aprobación congresual de sus planes de gobierno.

Coates aclaró sin embargo que hasta ahora no se ha visto un esfuerzo tan determinante, “robusto” fue exactamente la expresión que utilizó, por parte de Moscú para influir en las elecciones legislativas de noviembre como en las del 2016, en obvia referencia a los pasados comicios presidenciales.

Por su lado el director del FBI, quien participó en la inusitada rueda de prensa, junto a los directores de otras agencias de inteligencia de los Estados Unidos, incluyendo a John Bolton, Asesor de Seguridad Nacional de la propia Casa Blanca, sumó a la denuncia la advertencia de que se trata de una amenaza que debe tomarse muy en serio por cuanto la propia democracia estadounidense “se encuentra en el punto de mira.”

No deja de ser llamativo el hecho de que esta denuncia se produce a continuación de las críticas dirigidas al Presidente Trump después de su controversial reunión con Alexander Putin en Helsinki, donde al acoger como válida la afirmación del mandatario ruso de que su gobierno no había interferido en las elecciones presidenciales,  dejó en entredicho la credibilidad los resultados muy en contrario de las investigaciones llevadas a cabo por los organismos de seguridad estadounidenses.  Un desliz que obligó al mandatario a excusarse admitiendo su error y afirmando que en realidad no había expresado lo que en realidad quería decir.

Queda ahora pendiente conocer la reacción de Trump ante esta nueva alerta de intromisión rusa en lo que a todas luces sería un deliberado intento del Kremlin por desestabilizar el sistema electoral de los Estados Unidos, lo que casi seguro el mandatario hará en la singular forma de comunicarse que ha llevado a la Casa Blanca, o sea, por medio de sus ya clásicos y tan a menudo inesperados twitters.

teledebate@hotmail.com