Chef, alto desempeño escénico

0
82

La excelencia de un internacionalmente premiado musical es un modelo de la calidad y la versatilidad artística, valores de los que hay mucho por aprender.

Jose Rafael Sosa

La presentación del musical sud-coreano Delicioso Chef Bibap, dirigido por Choi Chulki traído al país por  Fundación Korea y la embajada de ese país, tiene un valor que sobrepasa el impacto artístico en el publico dominicano que lleno el auditorio Enriquillo Sánchez del Ministerio de Cultura, como parte de una gira que incluyo a Honduras y Jamaica.

Como proyecto escénico,  es un fenómeno que refresca los corrillos del musical en el país gracias a la efectividad y gracia de los extraordinarios ocho intérpretes de Chef, que conquistan la simpatía de la gente en base a un carisma y a un inteligente montaje multi-expresivo, que incluye como factores determinantes: la música moderna urbana, los efectos de sonido vocales hechos en vivo (Breakbox), la danza de tonalidad moderna, el uso de la luz negra y la adaptación dramatúrgica de los conceptos gastronómicos del Sushi, las empanadas y los fideos de pollo, para finalizar con el plato insignia de Corea del Sur, ya referido.

Los créditos

Título: Chef; Director: Choi Chulki Genero: musical;  Grupo el grupo coreano BiBap con utilización de Beat Box, Break Dance, Luz Negra, Canto A Capella; Talentos: Han Chulhee (Chef Vere-Acrobatico), Oh Seongmin (Chef Rojo-A Capella); Wil Daehan (Chef MC-Beatbox); Park Seongjun (Chef Ritmo-Beatbox’; An Yongwoo (Chef Hierro-B-boy); Yand Donghyun (Chef novato-B-boy); Song Jodha (Chef Chica-A Capella) y Park Wyewon (Chef Sexy-A Capella). Patrocinio: Embajada Corea y Korea Fundation. Presentación en auditorio Enriquillo Sánchez, del Ministerio de Cultura.

Arte integral virtuoso

Delicioso Chef registra la excelencia del arte coreano producto de la combinación que generan: preparación académica sobre talento natural, respaldo institucional para producir y proyectar lo que se artísticamente hace un país, elementos que de conjunto, se constituyes en un mensaje claro y fuerte al quienes, en el Republica Dominicana, se han inclinado por construirle un espacio a más trabajoso de todos los géneros escénicos populares (el musical).

El virtuosismo de los ocho artistas en escena, ofrecen un abanico de actuaciones actorales, musicales, de efectos vocales (BreakBox), con un nivel de perfección auditiva que hacen vivir con intensidad el universo sonoro del espectáculo.  El Beatboxer, que es una forma de ruido vocal que se basa en la habilidad de producir beats de batería, ritmos y sonidos musicales utilizando la propia boca, labios, lengua y voz.

Se percibe que son artistas de formación académica integral con dominio en diversas expresiones de la escena y gran manejo técnico de recursos especiales y acertado involucramiento de personas del público para cada uno de sus segmentos, gracias a un dominio escénico y un carisma singular que lleva a ratificar la tradición de miles de años del arte

Chef, espectáculo teatral y musical que se apoya en la gastronomía al validar el plato nacional sud-coreano, el Bibimbap (combinación arroz, carne y vegetales al vapor, equivalente a la “bandera dominicana”- arroz, habichuela y carne’) fue estrenado en el año 2009 y premiado como el mejor de su género en el Festival  Fringe de Edimburgo en 2010.

La puesta en escena cuenta con un numeroso equipo integrado por profesionales de sonido, iluminación y diseño de escenario.

La interacción con el público, iluminación acorde, sonido impecable, vestuario, la considerable carga de  humor a base de mímicas y  cuidadoso dominio del lenguaje corporal mantuvieron a la audiencia atenta durante el transcurso del show.

Mal manejo de prensa

Lo que extraño bastante fue el trato dispensado a algunos periodistas de medios de comunicación que acudieron a trabajar y se encontraron con que no había un espacio reservado para la cobertura y la incomodidad de que había que permanecer sin moverse del asiento que se pudo alcanzar dentro del público.

El espectáculo comenzó más tarde de lo programado, hecho poco usual tomando en cuenta la puntualidad coreana (el autor de esta crónica ha estado en las dos Coreas y sabe que no la tardanza no es la norma).

Este periodista (sentado en la última línea de asientos, intento tomar una foto más cercana al escenario y se acercó agachado para no interrumpir la vista al escenario, pero de inmediato un personal coreano de protocolo, llego para pedirle que regresara a su asiento, tomándole del brazo para invitarlo al orden establecido.

Fuimos a la mesa de recepción para preguntar si había alguna zona reservada para prensa, para obtener una respuesta simple: “No tenemos espacio para prensa”.

Video del Musical subido  Sosa a You Tube

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/poQbMRU7N-w” frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>