Derroche cultural en celebración “Nuestro Barrio Fest” en Puerto Rico

0
626

Un encuentro entre Borinquen y Quisqueya.

Por Dominga Valdez/www.diasporadominicana.com  

Barrio Obrero, Santurce. El pasado fin de semana la Plaza Barceló, olía y se respiraba cultura puertorriqueña y Dominicana, con el inicio del evento titulado “Nuestro Barrio Fest”.

A pesar del candente sol, fueron llegando personas desde las 2:00 de la tarde y con sombrillas en manos, se iban acomodando para disfrutar de lo fue un banquete musical, donde predominó el arte y la música de las dos islas vecinas Puerto Rico y República Dominicana.

Se enaltecieron los lazos culturales de ambas islas del Caribe, compartiendo como hermanos en la Plaza Barceló, donde reside una gran masa de comunidad dominicana, actividad hermosa donde la comunidad de Santurce, tuvo una tarde esplendorosa revestida de folclor, artesanía, teatro, artistas plasticos en vivo, música donde se fusionaron ambas culturas, para fortalecerse como hermanos y vecinos caribeños, muy cercanos.

Con esta celebración igualmente se pretende fomentar el desarrollo cultural comunitario y económico de los comerciantesy vecinos del área de Santurce, además de resaltar que se conozcan todos los comercios existentes en el entorno santurcino.

La lluvia no paró la fiesta cultural, continuaron llegando personas de distintos lugares a la Plaza Barceló, donde recibieron clases de bomba, bailaron a ritmo de merengue con Javish Victoria y su grupo, quienes pusieron el toque quisqueyano al encuentro que concluyó pasada las 8:00 de la noche con la participación de  La tuna Segreles, anterior al merengue estuvieron la pianista de música popular Daniela Santos, el grupo de teatro Y No Había Luz, el percusionista Rafael Maya y Taller Tamboricua que se quedó con el pedazo, en esta primera edición del “Nuestro Barrio Fest”.

Javier de Jesús, director del Centro de Innovación Colaborativa- Neeuko y gestor del proyecto Nuestro Barrio, Distrito Cultural de Santurce, manifestó que “Esta es una iniciativa de la Universidad del Sagrado Corazón y su programa Nuestro Barrio que tiene el propósito de impulsar el distrito cultural de Santurce”.

“Buscamos provocar oportunidades de desarrollo comunitario, artístico y económico sostenibles para el barrio y su gente, de esa manera se construye una comunidad resiliente y empoderada de su entorno y activos culturales”, añadió.

Estudiantes del programa de Danza y el Teatro del Colectivo de Sagrado también participaron como parte de las presentaciones artísticas.

31 Estudiantes de la clase de Producción y Mercadeo de Eventos estuvieron involucrados en cada detalle de la logística de la actividad, dirigidos por el profesor Pedro Zorilla.

Se reconocieron la presencia de maestros, instituciones como el Consulado  Dominicano, representado por el vice cónsul Nicomedes Pérez, quién habló en nombre del cónsul dominicano Franklin Grullón, exhortando a los estudiantes a continuar con este grandioso evento cultural.

El ingeniero Francisco Pachin Ramírez, representó a la Alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz y donde estuvieron igualmente personalidades y directivos de la Universidad Sagrado Corazón, así como Asociación y Consejo Vecinal del Sagrado Corazón.

Estuvo presente el Instituto del Dominicano y Dominicanas en el Exterior Index-Puerto Rico.

La plaza Barceló es un espacio urbano donde se desarrolla parte de la actividad cultural de la zona, se distingue por sus obras de arte público con mosaicos inspirados en las hermanas Mirabal, creación de los artistas Celso González y Roberto Biaggi, y un mapa de las Antillas realizado por el artista puertorriqueño Néstor Paoli, cuenta además con un área recreativa para niños que se divierten al aire libre y libre de costos.

Nuestro Barrio Fest, evento hecho con el corazón donde los únicos protagonistas fueron, la cultura y el barrio de Santurce, lleno de historias, personajes, hombres del deportes, grandes profesionales, artistas, músicos que quizás nadie imagina que nacieron en el sector.

Una fiesta de barrio, donde predominó la alegría y la hermandad entre lugareños y ciudadanos dominicanos que residen en el área.