Advierten primarias abiertas serían altamente costosas para el Estado dominicano

0
139

Por Jhonny Trinidad

NUEVA YORK.- La implementación de primarias abiertas, simultáneas y obligatorias para la selección de los candidatos a cargos electivos de los partidos en República Dominicana vulnera la Constitución y sería altamente costoso para el Estado, advirtió aquí Víctor Pavón, presidente del Movimiento Unidad, Renovación y Orden (MURO).

“La selección de candidatos internos con la modalidad de padrón abierto viola los artículos 6, 277,74, 110, 184, 209 y 216 de nuestra Carta Magna”, reiteró.

Subrayó que “además de eso, el país tendría que afrontar cuatro procesos electorales en menos de ocho meses”.

En ese sentido, advirtió que “si ese proyecto es convertido el ley tal y como lo aprobaron los senadores, tendríamos elecciones partidarias, municipales, presidenciales y congresuales”.

“La selección de los candidatos de los partidos políticos tiene importantes consecuencias sobre la salud de la democracia y el fortalecimiento del estado de la nación”, indicó.

Opinó que las primarias cerradas resultan ser más transparentes, involucrando a los miembros de los partidos en la vida interna de su organización.

Recordó que hace poco, el Tribunal Superior Electoral de la República Dominicana determinó que son los militantes de un partido los que deben elegir a sus candidatos durante una convención interna.

“Aceptar lo contrario sería provocar que los partidos políticos se conduzcan en un esquema de vulnerabilidad que desnaturalice los fines y propósitos para los cuales han sido concebidos”, manifestó Pavón, quien participó en varios encuentros encabezados en esta urbe por el expresidente Leonel Fernández, entre ellos uno en Paramus, Nueva Jersey, con empresarios dominicanos y otro en Manhattan con el grupo juvenil Los 300 con Leonel.

Advirtió que “una decisión errónea podría llevar a los partidos a la autodestrucción. Y si los partidos son débiles, sufre la democracia”.

En ese tenor, llamó a los diputados dominicanos a que no legislen para favorecer individuos, sino para crear y fortalecer a nuestro sistema de partido.