El Tiro Rapido, Reformas Tributarias y Laboral

0
131

Por: Mario Rivadulla

Fue en extremo abarcadora la extensa entrevista del destacado economista Ernesto Selman, al participar como invitado en el Encuentro Económico del matutino Hoy, donde enfocó diversos temas de máximo interés y planteó la necesidad de llevar a cabo sendas Reformas Tributaria y Laboral.

Sobre la primera recordó que en el 2015,el Centro Regional de Estrategias Sostenibles que preside, presentó un proyecto de Ley de Reforma Integral del Código Tributario, elaborado con la asesoría del doctor Francisco Canahuate, uno de los más calificados expertos nacionales en materia impositiva.

En el mismo se establece la simplificación del sistema tributario, contribuyendo a hacerlo más eficiente y a reducir la evasión, que recientemente el Director General de Impuestos Internos estimó tanto para el ISR como el ITBIS en alrededor de un cincuenta por ciento.    De su exposición, resumimos los aspectos más relevantes:

Ampliar la base tributaria y reducir la tasa del ITBIS que considera demasiado elevada.

Eliminar entre otros, los siguientes impuestos: el 0.15 que grava los cheques y transferencias bancarias que califica de “puramente fiscalista”; el del 0.5 con que se grava a las empresas de nueva creación antes de haber iniciado siquiera operaciones, por cuanto contribuye a desincentivar la inversión; el del 10 por ciento que penaliza los intereses que se perciben por los ahorros bancarios, reduciendo la cantidad de recursos que pueden destinarse a una mayor activación económica.

En el mismo orden, Selman señala que algunos bienes y servicios que figuran exentos del ITBIS en realidad ya se pagan de manera indirecta.  Como ejemplo cita la compra de una vivienda, cuyo constructor abonó dicho impuesto por los materiales que utiliza y que luego se carga al precio del inmueble y termina siendo pagado por el adquiriente de este.

De igual modo llama la atención sobre la necesidad de rebajar el ISR con que se gravan los ingresos no exentos de los contribuyentes directos y los beneficios de las empresas, considerando que es un contra sentido que un país que requiere estimular la inversión interna y atraer la extranjera, como es nuestro caso, mantenga una tasa impositiva más elevada que los EEUU donde ha sido bajada del 25 al 21 por ciento,  así como de otros países desarrollados donde también es inferior a la vigente en el país.

En el aspecto laboral, el presidente de CREES aboga por la modificación de algunos aspectos del Código de Trabajo que restan competitividad a las empresas, advirtiendo que los pagos extra-salariales que pesan sobre las mismas son muy elevados por cuanto montan al 54 por ciento del salario de los trabajadores, cuando se le carga el costo de la Cesantía Laboral.

Como fórmula de solución plantea reconocer los derechos adquiridos por los trabajadores a la fecha, y en lo adelante, limitar el pago de las prestaciones a un máximo de cinco años, señalando  que es una medida que se está llevando a cabo en otros países.

Entre otros aspectos negativos, Selman cita los elevados costos de la energía eléctrica y el transporte, como factores que afectan la competitividad y capacidad exportable de los productores nacionales.  Así, mientras en el 2012 las exportaciones ascendieron a 3 mil 500 millones de dólares, en el pasado año 2017, si se excluye el sector minero, bajaron a 2 mil 560, o sea una reducción de casi mil millones de dólares.

La corrupción, la elevación del gasto público que del 7.3 por ciento del PIB en 1991 alcanzó en el 2017 al 18.7, y al hecho de que el mismo ha crecido casi tres veces más que el PIB, son también aspectos negativos sobre los que llama la atención.

Sin dudas el abordaje que hace el destacado economista de estos temas   de tanta relevancia en el plano tributario, como económico y laboral, conforma una amplia agenda de material de análisis y discusión, que es de esperar resulte enriquecida en los próximos días por el aporte de otras opiniones de valía sobre aspectos tan puntuales y de elevado interés.