Potencia tu mejor habilidad y toma las riendas

0
288

Hay personas que fracasan a cada paso, tan fracasados que ni siquiera se atreven a intentarlo por el mismo temor. ¿Cuántas veces te has encontrado en esa encrucijada?,  y te sientes cargado de indecisiones sin saber a dónde ir.

Quiero decirte que todos tenemos talento, en menor o mayor grado, pero ahí están.

Aquellos que desconocen tenerlo se conforman con ser parte del montón, así que si ese es tu caso, quiero invitarte a que caminemos juntos en este proceso, y decirte que no puedes desperdiciar tu talento. Debes buscar y aplicar las herramientas que te ayuden a potenciar tu mejorar habilidad para tomar las riendas de tu vida personal y profesional.

Las empresas buscan captar, cada día, los mejores profesionales, y te digo: la competencia es fuerte, pero eso no debe limitarte.

He participado en conversaciones donde una de las principales quejas ha sido en aquellos que dicen tener mucho talento, pero no consiguen esa oportunidad y sienten que se les cierran  todas las puertas.

¿Te has preguntado si realmente tienes el talento?, ¿ Si lo sabes comunicar? o ¿Sabes tantas cosas que, al final, no sabes nada?

Es posible que dentro de toda esa vorágine de conocimiento, ni siquiera hayas podido identificar cuál es tu verdadero talento, en qué realmente eres bueno.

Leer y compartir con personas afines a lo que haces te puede ayudar a identificar tu talento. Hay una frase que dice que “el que mucho abarca poco aprieta”.  Eso es una realidad, es que hay personas que quieren abarcar tantos campos a la vez que no se dan bueno en ninguno.

Para ser bueno en un solo punto, hay que tener el enfoque correcto, capacitarse en el área y más que todo practicarla, es saber un poco más que aquellos que te rodean.

A mí me ha funcionado en la práctica, sí. Te cuento que he participado en pequeños grupos donde han entendido que soy experta en comunicación y periodismo, que es el área donde me desempeño. La gente puede hacerse una idea que lo sé todo en torno a esos temas, y no está mal, es un reto para mí.

Si me encuentro con un especialista  en temas migratorios, es lógico pensar que puede responder múltiples preguntas sobre visas, residencias, peticiones, es decir,  nos hacemos la idea que tienen todos los campos cubiertos. Así que, cuando se me acercan y me formulan ciertas preguntas, me voy más allá, investigo y adquiero un mayor conocimiento, necesario para poder hablar con más detalles, conocer el concepto y transmitirlo correctamente.

Tenemos que ir poco a poco desarrollando ese talento que hemos identificado, arriesgándonos para adquirir confianza, organizando ideas, clasificando prioridades y luego comenzar a eliminar.

A propósito de prioridades, quiero dejarlos con la regla 10 10 10,  una que aprendí hace poco, -y que compartiré, en detalles en otra entrega-, presentada por Suzy Welch, periodista y editora de Harvard Business Review, basado en hacernos tres preguntas: ¿cuáles serán las consecuencias en diez minutos de cada una de mis opciones?; ¿y en diez meses?; ¿y en diez años? Esta técnica puede ayudarte para poder identificar esas propiedades, entre ellas esa habilidad que se te ha hecho tan difícil identificar.

Hasta una próxima.

No te olvides seguirme en mis redes sociales para que te enteres de nuestros talleres y futuros eventos: Twitter/@Gdelacruz11 y en Instagram@gdelacruz11 también puedes dejarme un comentario, compartirlo en tus redes e incluso si deseas participar en un de nuestros talleres me puedes escribir a nuestragenterd@gmail.com

*Este tema fue presentado por su autora en la mesa redonda semanal de Liderazgo Hispanoamericano, desarrollando, equipando y transformando líderes de habla hispana alrededor del mundo. También fue publicado originalmente en el periódico impreso del Periódico El Sol de la Florida