La política del cambio democrático debe ir a los barrios del país

0
131
Por Juan Francisco Payero Brisso 
(El autor es Médico, reside en Puerto Plata )
La política del cambio democrático debe ir a los barrios del país
Puerto Plata.- La política del cambio democrático para desplazar al PLD, debe ir a los barrios del país, para articularse con el municipalismo y las demandas de las gentes y las comunidades.
Se avecina un gran momento político las elecciones municipales del 2020, donde las fuerzas progresistas deben jugar un rol estelar por alcanzar el poder municipal y contribuir a la acumulación de fuerzas para derrotar en las elecciones presidenciales del 2020, al Partido de la Liberación Dominicana, que hoy se encuentra usurpando el poder de manera ilícita mediante el fraude electoral.
Es un gran reto y una gran oportunidad para las fuerzas democráticas ganar poder en el espacio local y levantar los sectores en lucha por sus reivindicaciones más sentidas y legitimas.
Las elecciones municipales serán un importante espacios para que las fuerzas democráticas adquieran un aprendizaje en la construcción de fuerzas políticas, ciudadanas y comunitarias convergentes para alcanzar el poder municipal y producir el verdadero cambio a nivel local.
Desde los barrios del país, se pueden desarrollar grandes batallas municipalitas por el derecho al agua, a la vivienda, contra la inseguridad ciudadana, arreglos de calles, caminos y carreteras, por espacios de recreación, por el derecho al trabajo, al alto costo de la vida, contra la corrupción y la impunidad, por la transparencia y rendición de cuentas y por el respeto a la protección y conservación del medio ambiente.
Los barrios y las comunidades constituyen lo más próximo a la política, para alcanzar el cambio democrático y las grandes aspiraciones democráticas y sociales de las comunidades.
Las coincidencias de las elecciones municipales y nacionales, son dos escenarios con metas distintas, pero se complementan el uno al otro dentro del proceso de acumulación de fuerzas y una gran oportunidad para articular lo más aproximado posible la demanda local con la nacional y viceversa.
Hay que frenar la continuidad del PLD, sea quien sea el candidato y esto solo es posible desarrollando una política de unidad de acción y de convergencia entre los sectores políticos, ciudadanos y comunitarios.
A través de pequeñas y grandes conquistas a nivel local, podemos demostrar, que estamos en capacidad de construir fuerzas políticas y sociales para producir el cambio y exhibir que hay alternativa de poder contraria al poder que ejerce el PLD, desde el gobierno.
Es urgente de que las fuerzas democráticas, vayamos a los barrios a construir fuerzas reales para producir el cambio democrático, si no queremos que el PLD continúe en el poder.
Todo esto es posible si combinamos las demandas locales de los barrios con la agenda nacional y las elecciones municipales y nacionales a realizarse en el 2020, nos brinda esa oportunidad para hacerlo.
La política de la proximidad con lo local y el punto fuerte del cambio democrático a nivel nacional, es la gran oportunidad para alcanzar el poder político en la Republica Dominicana.
Por lo que resulta pertinente hoy, de que la política de cambio democrático, este presente con gran entusiasmo y fuerza en los barrios del país.