Vacunarán contra tétano y difteria en todas las escuelas de la zona fronteriza

0
85

Los ministros de Educación y de Salud Pública dispusieron el inicio de una jornada de vacunación contra la difteria, el tétano y otras enfermedades, a los estudiantes, docentes y personal administrativo de los centros educativos de las provincias fronterizas.

También acordaron revisar los protocolos de salubridad en las escuelas frente a cualquier otra afección en las comunidades más vulnerables a nivel nacional.

Las medidas se decidieron en un encuentro entre los equipos técnicos de trabajo de las dos instituciones, encabezado por el ministro de Educación, Andrés Navarro, y la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino.

Durante la reunión, de acuerdo con la información ofrecida por Educación,  se pasó revista a los avances de las estrategias de salubridad acordadas entre ambos ministerios, a través del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), incluyendo acciones relacionadas con el reparto de los alimentos en la Jornada Escolar Extendida, diversos aspectos tangenciales que conciernen a las estancias infantiles y los esquemas de vacunación en las escuelas.

“Como medida inmediata de la actual coyuntura en el país, hemos determinado hacer jornadas de vacunación con un carácter preventivo, especialmente contra el tétano y la difteria en las escuelas de las provincias fronterizas, dirigidas a cuidar a nuestros estudiantes, los profesores y al personal administrativo”, dijo Navarro.

El funcionario destacó que, por recomendación del Ministerio de Salud Pública, se iniciará un amplio programa de revisión para ubicar a los estudiantes que no disponen de su tarjeta de vacunación, situación que los puede convertir en agentes vulnerables frente a cualquier otra enfermedad contagiosa recurrente en todo el territorio nacional.

Precisó que se acordó establecer un protocolo para la revisión regular de las tarjetas de vacunación, bajo la coordinación de las direcciones provinciales de salud y las direcciones regionales y distritales del sistema educativo.

Expuso que “la idea es que los sistemas de salud y de educación actúen de manera conjunta con medidas preventivas para garantizar la calidad de la salud de la población más vulnerable que son nuestros niños y los adolescentes”.

En tanto, la ministra de Salud, Guzmán Marcelino, declaró que ambos equipos analizaron los esquemas de atención preventiva frente a todas las enfermedades inmuno prevenibles, tal como está contenido en el convenio Salud Pública-Inabie, “con énfasis, esta vez, en la protección contra el tétano y la difteria en todas las escuelas de la zona fronteriza”.