Drex Two: “El esfuerzo del pueblo me  inspiró”

0
809

Por Ana H. Peña/Especial para Diáspora Dominicana 

 Loíza, Puerto Rico – Luego del azote inclemente del huracán María, son muchos los que  intentan alcanzar iguales condiciones de vida cotidiana, también quienes de alguna manera abonan “un granito de arena”, para la  pronta recuperación del suelo borincano y sus habitantes. Precisamente, esos deseos convertidos en acciones, convidaron para que un joven talentoso plasmara  su reconocimiento a la labor de otros.

“El esfuerzo de los trabajadores de la Autoridad de Energía Eléctrica en lo que estaban haciendo día y noche o bajo la lluvia, ver policías dando tránsito doce horas bajo el sol en los semáforos, la misma gente en este pueblo casa por casa repartiendo suministros, ese esfuerzo del pueblo me inspiró”.

Ana H. Peña, periodista

Esa unidad de propósito, fue la musa que Radamés Raya, aprovechó para pintar los murales de “Puerto Rico se Levanta” y  “Puerto Rico Renace”,  ambos ubicados en la calle número uno de Villas de Loíza, urbanización que exhibe varias de sus piezas, grandes y coloridas.

El residente en Carolina, agregó: “aunque mi casa sufrió daños mínimos, María destruyó  muchas paredes, las raspó, guayó, las dejó bien feas. Yo les di arte, colores, las puse bonitas”. Por eso  identificó que a su manera, podía impactar y transformar la apariencia del vecindario donde residen sus padres.

Radhamés Rayas, conocido como Drex Two (Drex 2)

Para Drex Two (o Drex 2) -como es conocido en el mundo del grafiti pues en los 80 hubo un Drex One-, el grafiti Puerto Rico se Levanta -mostrado en un vídeo de la cantante Olga Tañón-, causó que todas las personas se motivaran, igual que los policías y bomberos.  “Los de Energía Eléctrica emocionados y alegres se acercaron a mí cuando lo pintaba. Pienso que los motivé un poquito más para hacer su trabajo”, señaló.

Pieza exclusiva e impactante

El grafitero de 37 años,  casado y padre de una niña, manifestó que estas creaciones, además de ser sus piezas más recientes, son las de mayor impacto propiamente.  “Los efectos de María fueron demasiado, pero me animaron bastante. Después de ocurrido ese fenómeno, pasaba por una situación personal y eso me sirvió de mucha motivación. Durante los primeros tres meses hice hasta seis paredes.

Drex 2, junto a un grafitero parisiano en Loiza

Pude distraer la mente, serenarme, relajarme. Sentía una gran conexión y lo único que importaba eran las ideas, el color y las paredes, nada más. A veces hasta se me olvidó comer. Me gusta el arte. Si estoy pasando por una situación, voy, pinto y me desahogo, quito mi mente de los problemas enfocándome en la pintura”, manifestó con voz agradable el exalumno de la escuela superior Luis Hernaiz Veronne y del Instituto Tecnológico de San Juan, quien enunció amar lo que hace y desea inspirar a niños que interesados en esta técnica.

En muchos pueblos de la Isla pueden encontrarse varias de sus piezas, pero sobre Puerto Rico se Levanta expresó: “Quizás los del colegio de grafiti hayan hecho varios murales en otros sitios, pero yo solamente lo hice ahí,  es exclusivo para este municipio en Villas de Loíza”, lugar donde pasa la mayor parte del tiempo pintando.

 Desde sus inicios en el 2005, como exponente de esta expresión artística, sus creaciones han recibido muestras de admiración, recordando que este mural, causó iguales elogios que cuando pintó un Jesucristo en el 2007 en otra de las calles de la mencionada localidad.

“Lo ilegal destaca al grafiti”

Comentó que le toma de dos a tres días finalizar sus pinturas, aunque depende del buen tiempo y la hora en que inicie, que es regularmente al salir de su trabajo en una imprenta de periódicos en el barrio San Isidro de Canóvanas.

“El grafiti lo aprendí en la calle, mirando, practicando  y desde niño dibujaba muñequitos o superhéroes,  como Ninja Turtles, He-man”, considerándose  diestro en  el dibujo de personajes, fondos y letras, según explicó. Además, respecto a estilos y colores, el joven bilingüe y quien cursó artes gráficas expuso que las tonalidades van acorde al concepto de la obra, pero “el estilo lo define el grafitero. Cada cual crea su modo, abstracto o wildstyle que es más difícil de descifrar. Yo prefiero que la gente vea y entienda lo que hice, soy ‘más literal’”.

Para Drex Two,  este tipo de arte urbano ha evolucionado bastante y reconoció que está más aceptado socialmente, aunque todavía existe el grafiti ilegal, recordando que para los 70 y 80 había mucho vandalismo, pero igualmente se hacían murales con permiso y a la gente les agradaba.

“Todo grafiti nuevo, tiene que empezar de esta forma, porque lo ilegal es parte del grafiti, ese es su juego, eso lo destaca. Hay quienes llevan años y les gusta hacerlo así, ilegal. En mi caso, pido permiso, una vez tengo el ok, dibujo en un libro y luego procedo”,  explicó el integrante de los Born Notorious Aerosolistic  y  Mad Transitory Artists,  grupos organizados en Puerto Rico y  New York, respectivamente.

Expresó que junto a sus colegas, uno de estos se recupera de una intervención quirúrgica, hicieron una pared en Fajardo, siendo publicada la foto en una revista en Francia, exhibiendo su nombre como grafitero.

Drex Two, quien como anécdota aseguró sonriendo que de niño nunca pintó las paredes, pero ahora sí,  destacó que, “el grafiti rescata espacios abandonados dándoles colorido. Si tengo que adornarlos con color, lo haré”,  obviamente con su arte como “granito de arena” contribuyendo para que Puerto Rico se levante.