PRD convocará una nueva convención

0
140

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) realizará una nueva convención para elegir a sus autoridades de los próximos cuatro años, anunció hoy el presidente de la organización, ingeniero Miguel Vargas Maldonado, aunque dijo que la celebrada el 3 de diciembre fue desarrollada de manera legítima, legal y transparente, a pesar de la decisión del Tribunal Superior Electoral, que “se excedió en sus atribuciones”.

“Estamos convencidos, que este nuevo proceso convencional que anunciamos al país, contribuirá a la dinamización, fortalecimiento, crecimiento del PRD y a la presentación de candidaturas propias y exitosas, en los niveles municipal, congresual y presidencial, para las elecciones generales pautadas para el año 2020”, expresó Vargas.
No obstante, el presidente del PRD no puso fecha para su celebración, aunque la sentencia del TSE le otorgó 60 días de plazo.

“Reiteramos que la dirección actual, proclamada y juramentada el 14 de septiembre de 2014, está vigente hasta cumplir el período de cuatro años para el cual fue electa, de acuerdo a nuestros estatutos”, dijo en una rueda de prensa cerca del mediodía y en un comunicado que se publica en esta edición en la página 3.

Respetan decisión
Vargas afirmó que la “comisión de juristas del PRD concluyó que se vulneró nuestro derecho a la defensa, y que el TSE se excedió en sus atribuciones, de acuerdo a las normas procesales y los principios constitucionales”.

Manifestó que la Convención Nacional Extraordinaria Pedro Franco Badia”, el 3 de diciembre del 2017, fue legítima y realizada con gran participación y entusiasmo.
El también ministro de Relaciones Exteriores aseguró que el PRD y sus autoridades “conforme a nuestra tradición, respetamos las decisiones de los tribunales nacionales y las altas cortes; sean favorables o no, y estando o no de acuerdo”.
Sin embargo, el presidente del PRD se reservó el derecho de usar cualquier recurso que le permitan las leyes y la constitución.

Voto disidente TSE
Vargas hizo referencia al voto disidente del juez del TSE Ramón Arístides Madera, en la fundamentación de su voto disidente dejó claramente establecido que el derecho a la defensa del PRD fue afectado.
El juez del TSE dice que “a pesar de que el fardo de la prueba recae sobre la parte demandante, y que el Tribunal haciendo uso de un principio activo, sin pedimento de parte, tenía interés en esa documentación, le fue negado a la parte demandada el derecho a probar todo lo contrario, es decir, el derecho a depositar o entregar voluntariamente los listados de concurrentes a dichos eventos”.
Vargas destacó la conclusión de los argumentos jurídicos y constitucionales del juez Madera quien afirma que al PRD “se le ha violado el derecho de defensa, el cual es un derecho fundamental para que se pueda administrar una sana justicia”.
Vargas señaló que reafirma que la convención fue desarrollada con transparencia, pero a pesar de las debilidades jurídicas y constitucionales antes señaladas por el tribunal, de forma no de fondo, el PRD hará un nuevo proceso.