Si usted NO tiene apartamento, es porque NO quiere

0
251

Por Lic. César Fragoso

Hace algunos meses que decidí volver a mis años de juventud e involucrarme de nuevo en el negocio de los Bienes Raíces.

Desde entonces, no dejo de sorprenderme del mega extraordinario crecimiento que ha tenido el sector en toda la geografía nacional y, de manera especial, en el Gran Santo Domingo, lugar en el que desarrollo mis actividades.

Interesado en estar lo mejor enterado de lo que hay disponible en el mercado, he recorrido una gran parte del territorio del Distrito Nacional, así como de Santo Domingo Este, Norte y Oeste y, créanme, pues se lo digo de corazón, me he quedado atónito, súper sorprendido e inmensamente emocionado, con la realidad que he podido comprobar de lo que ha sido, y aquí debo repetir la expresión, el mega extraordinario crecimiento que se está viviendo en el área de los Bienes Raíces.

Recuerdo que por los años noventa vendí varios solares en la zona comprendida entre las Avenidas Charles de Gaulle, la Autopista San Isidro y la Ave. Ecológica. En aquel entonces esa zona era puramente “monte y culebra” y quienes compraban los terrenos lo hacían con fines de construir una casa en las afueras de la ciudad y, sobre todo, aprovechando los bajos precios de las tierras.

Waooo, lo que ha pasado en esa demarcación en unos 20 a 25 años, es digno de un serio estudio  demográfico y social que nos ayude a comprender las razones por las cuales, lo que ayer era un área casi totalmente deshabitada, hoy, se ha convertido  en una especie de metrópoli con inmensos residenciales de apartamentos en los que viven decenas de miles de personas.

Unido al crecimiento poblacional, se da por añadidura el fenómeno del incremento comercial y, es así como, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, se ha ido creando lo que en la actualidad podría ser, la parte del Gran Santo Domingo de mayor desarrollo habitacional de la República Dominicana, me atrevería a decir que, de todo El Caribe y, quizás, de toda América Latina.

Pero un fenómeno parecido se está dando también en todo el Distrito Nacional, igualmente por los alrededores de las Avenidas Jacobo Majluta, la Monumental, la Autopista Duarte y, ya los desarrolladores de esos proyectos tienen en la mira la nueva Avenida Circunvalación Santo Domingo, donde, a unos metros de la Autopista Duarte, se iniciará la construcción de lo que han denominado como Ciudad de Los Arroyos, un proyecto en el que habrán unos cinco mil apartamentos y que los miembros de las cooperativas que los promoverán, podrán adquirir con solo un 10% de inicial.

Un detalle interesante de este poderoso crecimiento del sector Bienes Raíces, es que la mayoría de las viviendas, en especial los apartamentos que se están construyendo en la actualidad, son de los denominados de bajo costo, es decir, con precios que oscilan entre RD$1,600,000.00 y RD$2,500,000.00.

Y aquí es donde encaja cuando digo que: Si usted NO tiene apartamento, es porque NO quiere.

Para que usted pueda comprar su apartamento de bajo costo, muchas empresas del sector privado le están dando las siguientes facilidades: Puede separar o apartar, su apartamento con solo diez mil pesos, completar cincuenta mil para firmar contrato y reservar el de su predilección y, pagar en cómodas cuotas mensuales en hasta treinta y seis meses, el inicial que puede oscilar entre un 12 y un 20% del valor del apartamento.

Para que lo entienda mejor le voy a poner un ejemplo, si usted quiere comprar un apartamento de dos millones de pesos, lo puede separar con diez mil pesos; en unos 15 días completar cincuenta mil y firmar el contrato de reservación. El inicial, que sería el 20%, es decir $400,000.00, lo puede pagar hasta en 36 cuotas, dependiendo de la fecha de entrega final de la propiedad.

Si a esto le agregamos que el Gobierno le está liberando del pago de los impuestos, los cuales pueden ser de un 8 a un 12%, su apartamento valorado en dos millones de pesos, a usted realmente le podría costar $1,760,000.00.

Lo normal es que el Bono estatal se le aplique al monto a financiar, pero, hay algunas empresas que lo rebajan del inicial, lo que le facilita aún más las posibilidades de tener su propio techo.

Algo muy especial fue lo anunciado por el Presidente Danilo Medina para beneficiar a los dominicanos que viven fuera de nuestro país, lo cual cito a continuación:

“Para agilizar el proceso (de comprar una vivienda), dispondremos de una Ventanilla Única Inmobiliaria en cada consulado, para que allí puedan realizar todos los trámites, que además serán gratuitos.

Podrán también beneficiarse del bono ITBIS y el bono Tierra, que aportan entre 8% y 12% del valor de la vivienda.

Y para su tramitación, la DGII ahora permitirá que quienes no puedan vivir de inmediato en sus viviendas, se las dejen ocupar a familiares y allegados cercanos, en lo que se preparan para su retiro definitivo.

También se ha gestionado que el Banco de Reservas financie hasta el 80% del valor de la vivienda, con tasas del 9%, mediante demostración de ingresos o remesas periódicas, sin necesidad de garante local”.

Con todas las facilidades que hemos señalado, cualquier persona individual o pareja con ingresos medios puede adquirir una vivienda.

Si usted, que me honra con su lectura, está pagando más de diez mil pesos de renta, decídase hoy mismo a no pagar más alquiler y compre un apartamento de bajo costo.

Les recuerdo a todos que “con cualquier cosa se viste y todo en la vida pasa, pero, la cosa más triste, es llegar a viejo, y sin casa”. En la República Dominicana, si usted NO tiene apartamento, es porque NO quiere.