No se mucho de pelota pero…

0
223

Por Jimmy Zorrilla

De pelota solo se las reglas básicas, no soy un fan que lleve estadísticas, que conozca a todos los jugadores, o que sepa las grandes historias del béisbol, solo soy un fanático más que le apasiona este deporte, lo sigo y apoyo sin querer ser un erudito del tema.

A lo largo de mi vida y, por mi experiencia política, he aprendido que cuando hay contiendas en una etapa media (en las que continúa alguna aspiración o alguna meta por alcanzar) el contenedor que resulta ganador y, que de alguna manera va a necesitar algo (lo que sea) de quien pierde la contienda, es el que viene llamado a abrazar, invitar y tender el ramo de olivo al perdedor para lograr la UNIFICACIÓN  y salir fortalecido hacia la próxima contienda.

Criollos de Caguas revalidan su título en la Serie del Caribe

En política, el candidato que gana una nominación dentro de un partido para una posición electoral oficial,  tiene la necesidad y obligación de atraer a las huestes del candidato derrotado, en la gran mayoría de los casos, el que no hace eso simplemente pierde la próxima nominación y en ocasiones las derrotas trascienden la colectividad completa.

Dicho esto, concluyo que habiendo una rivalidad (deportiva) legendaria y aguerrida entre el licey y las águilas, le tocaba a la gerencia de las águilas invitar a los mejores jugadores del licey a participar de que fuera entonces “el equipo dominicano” invitar también a la fanatizada el licey, a unirse en apoyo del nuevo equipo dominicano que salió a representar a todo un país en esta serie internacional.

Es probable que esta sea la norma o costumbre entre estos dos equipos, más nunca antes había estado puesto tan a relieve cómo en esta ocasión, tal vez por los avances y rapidez en las comunicaciones y la inmediatez de las redes sociales o por el poco tiempo restante al finalizar una serie final un tanto larga, tediosa y atípica, esto llevó a qué se viera una gran división en el apoyo al equipo dominicano.

Tal vez se pueda llegar a un consenso en la etapa de “round robin” y escoger los jugadores estelares que reforzaran al equipo ganador en la seria del Caribe próxima, pero es imperativo que tanto la LIDOM cómo la gerencia de los 6 equipos dominicanos observen, analicen y accionen al respecto deben tener la capacidad de unificar al equipo dominicano en la serie del Caribe, una vez terminada la jornada del béisbol invernal dominicano.


Legislador Municipal de San Juan