Apple trabaja ya en un iPhone X ‘gigante’

0
277

¿Ha sido el iPhone X un éxito absoluto de ventas o por el contrario un clamoroso fracaso? Uno tiene la sensación de haber vivido ya esta historia en el pasado y con casi los mismos protagonistas; Apple se cuida mucho de compartir las cifras de ventas y no sería la primera vez que se ha dado por muerto un producto que luego ha sido un éxito apabullante en unidades vendidas.

El iPhone X es un dispositivo transgresor y tal vez por este motivo, resulta realmente importante conocer cómo ha reaccionado el mercado y en este sentido, Asia-Nikkei ha vaticinado la catástrofe: Apple habría reducido a la mitad la producción del smartphone tras una presuntamente pobre campaña navideña. Sin embargo, el fabricante estaría reforzando la presencia del terminal en el mercado con nuevos modelos, y uno de ello sobredimensionado.

Son muchos los rumores vertidos en torno a la compañía de Cupertino, pero cuando Ming-Chi Kuo, el conocido analista de KGI Securities, abre la boca, conviene escucharle porque la gran mayoría de sus pronósticos se cumplen. En el caso que nos ocupa, este analista ha avanzado que Apple presentará este año dos nuevos iPhone X (aunque Kuo se ha referido a ellos como smartphones con pantalla OLED), y uno de ellos con unas dimensiones desmedidas: 6,5 pulgadas. Para situarnos, el iPhone X cuenta con una pantalla de 5,8 pulgadas, mientras que el otro grande de la casa, el iPhone 8 Plus, se queda en las 5,5 pulgadas; y conviene recordar, además, que en este nuevo modelo, Apple prescinde por completo de los marcos y el botón home, con lo que todo el frontal es pantalla.

¿Por qué el iPhone crecería a unas dimensiones ya casi más cercanas a las del iPad mini? Aunque el analista no se ha aventurado a explicar las posibles causas, sí ha dejado entrever que el equipo no habría alcanzado las previsiones de ventas y por un motivo evidente: el desmedido precio del iPhone X. En este sentido, Kuo sostiene que un modelo de más tamaño animaría las ventas y lucharía cara a cara con terminales como el Galaxy Note 8, que gozan de una gran popularidad en el mercado y cuentan ya con su público.

Este nuevo gran iPhone se beneficiaría de su gran tamaño incorporando una batería también de grandes dimensiones (se estima que cuente con una capacidad de entre 3.300 y 3.400 mAh), algo que sin duda agradecerán los más viajeros. Todo parece indicar que estos nuevos equipos podrían comprarse en septiembre y así ahorrarse los retrasos vividos este año en la campaña navideña, que sin duda habrán contribuido a mermar las ventas.

Fuente: Elpais