Sacerdote haitiano niega interés en fusión Repùblica Dominicana -Haitì

0
288

El sacerdote de la iglesia episcopal aquí, Daniel Samuel, consideró que ese es un planteamiento que hacen ciertos sectores a ambos lados de la isla, con el que a su juicio procuran pescar en río revuelto, manteniendo el conflicto entre los dos países.

Afirmó que República Dominicana y Haití son países distintos, tras indicar que pueden convivir como buenos vecinos, pero jamás unificarse, porque eso no es posible ni pensarlo.

“Incluso, Balaguer en su libro La isla al revés, leyéndolo y analizándolo, lo plantea, pero a Haití no le interesa una unificación a estas alturas”, señaló.

El padre Samuel recordó que cuando hubo una unificación de la isla no respondió a intereses políticos, sí en defensa de la libertad de La Hispaniola, sobre todo, porque en su origen República Dominicana no tuvo el sufrimiento de la esclavitud como sí lo tuvo Haití.

Señaló que cuando el Estado vecino obtiene su independencia, la parte Este de la isla representaba una amenaza para el retorno del imperialismo, por lo que considera se produjo lo que denominó una “unificación temporal”. El religioso considera, asimismo, que por la barrera del idioma, las diferencias culturales e históricas existentes entre ambos países, no se puede pensar en una unificación.

Ayer la Dirección General de Migración (DGM) aclaró que no es empleado de esa institución el pastor evangélico de la Iglesia de Cristo, de Juana Méndez (Haití), Julio Rubain Bastien, quien planteó la necesidad de fusionar a Haití y República Dominicana.

Precisó también que Rubain Bastien tampoco ha sido asignado en ninguna condición para ofrecer servicios al organismo oficial en su país, ni en República Dominicana.

Dijo que desconoce la función del religioso, por lo que rechaza que haya sido designado para orientar a los inmigrantes de su país, como indica una información servida desde Dajabón para LISTÍN DIARIO.

RESPONDE A UN INTERÉS
Al preguntarle por qué piensa que el planteamiento lo hacen sectores interesados, explicó que se trata de personas que tienen sus propios intereses y dicen este tipo de cosas porque les conviene que ambos países se enfrenten permanentemente.

Sin embargo, dijo que aunque la unificación no es posible ni histórica, ni culturalmente, así como por la barrera del idioma, lo que no puede negarse es que Haití y República Dominicana se necesitan mutuamente. Dijo que esos sectores, que estima son adinerados a ambos lados de la isla, no les conviene haya paz y entendimiento entre los dos países.

LISTÍN DIARIO.