BOSTON: Dos dominicanas fueron arrestadas por traficar drogas

0
229

BOSTON.- Dos dominicanas fueron arrestadas y acusadas de traficar heroína, fentanilo y cocaína en las ciudades de Springfield y Haverhill en Massachusetts.

Las sospechosas fueron identificadas como Griselis Soto y Natividad Sánchez, y fueron detenidas en operativos separados realizados por federales y policías locales en Springfield y Lawrence.

En el primer operativo, Soto de 39 años de edad, fue aprehendida junto a sus supuestos cómplices Hiram Martínez, José Luis Polanco Morales, Kimberly Spaeth Barta y Eveliz González.

Todos son acusados de recibir grandes paquetes de cocaína desde Puerto Rico a través del servicio postal en Springfield, dijeron los fiscales y la policía.

Fueron procesados el viernes y la fiscalía dijo que fueron apresados después que policías fueron al correo a retirar dos paquetes enviados desde la isla caribeña, que cuyo contenido dio positivo como cocaína en pruebas del laboratorio.

Los abogados de Soto dijeron que la policía no tenía derecho a retirar los paquetes, moción que fue rechazada por la jueza de la Corte Superior de Hampden Tina S. Page.

La fiscal auxiliar Kerry Beattie le dijo a la jueza que había “sospecha razonable” de que los dos paquetes enviados desde Puerto Rico a las contenían drogas.

La dominicana y los otros enfrentan cargos por traficar cocaína por más de 200 gramos y conspirar para violar la ley de drogas.

La policía dice que dos mujeres que se conocieron en el McDonald’s en la calle principal no estaban allí para comprar una Happy Meal. Se encontraron para intercambiar drogas por dinero en efectivo.

En el caso de Sánchez, ella fue arrestada en los alrededores de un restaurante McDonald´s en Lawrence, cuando supuestamente se encontró con una compradora de drogas, que también fue detenida.

La policía dice que Sánchez, le estaba vendiendo fentanilo a Rebecca Coyman, cuando los policías que patrullaban el área, se dieron cuenta de la transacción.

Ella, es acusada también de poner en peligro el bienestar de un niño, debido a que andaba con un menor que dejó solo en el carro.

Las dos mujeres fueron procesadas por los cargos el viernes en el Tribunal de Distrito de Haverhill, donde la jueza Patricia Dowling les impuso fianzas de $7,500 a Sánchez y $2,500 a Coyman.

El abogado defensor de Sánchez, Paul Marino pidió por una cantidad baja de fianza diciendo que su clienta tuvo que dejar un trabajo como limpiadora para cuidar a uno de sus dos hijos, a quien recientemente le diagnosticaron asma.

Dijo que su familia no podía pagar la cantidad fijada.

También alegó que Sánchez, no tiene antecedentes penales, aparte de una sola acusación que fue desestimada.

“No tiene ingresos ni antecedentes de cargos similares a estos”, dijo el abogado Marino.

El asistente del fiscal del distrito, Tom Sholds, interrumpió diciendo que la comunidad estaría buscando un término de cárcel para la mujer, que tenía a su hijo de 4 años en su auto cuando fue a Haverhill a vender drogas.

El niño fue puesto en custodia del estado.

Fuente: Al Momento