En 13 días las autoridades repatriaron a más de 14 mil haitianos

0
256

SANTO DOMINGO. El Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza y Terrestre (Cesfront) junto a la Dirección General de Migración y miembros del Ejército en lo que va de año detuvo y devolvió a Haití a 14,402 haitianos que intentaron cruzar la frontera con un estatus migratorio ilegal.

De acuerdo con cifras oficiales, el sábado fueron detenidos 622 extranjeros en las zonas fronterizas a través de los controles migratorios.

Según los informes suministrados por el (Cesfront), luego de ser apresados, los haitianos fueron entregados a las autoridades de la Dirección General de Migración, la cual procedió a repatriarlos hacia Haití.

“Los operativos en la frontera se hacen apegados a la ley de migración y respetando los derechos de cada uno de los ilegales”, dijo a Diario Libre un oficial del Ejército que pidió reservas de su nombre.

Explicó que cada fin de año, cientos de haitianos cruzan la frontera a pasar las festividades de Navidad y Año Nuevo, razón por la cual las autoridades aumentan el patrullaje en la zona y refuerzan los controles, para evitar el cruce de ilegales.

En 2017, las fuerzas acantonadas en la frontera devolvieron a 103,454 ilegales, “pero al ritmo que vamos, el trabajo nuestro será mayor este año”, expresó la fuente.

Los soldados de puesto en la frontera han decomisado más de 20 mil libras de ajo que contrabandistas intentaron entrar al país sin pagar los impuestos correspondientes y han destruido varios hornos de carbón que construyen haitianos.

Controles corruptos


El sacerdote Regino Martínez dijo ayer que los controles fronterizos son corruptos e individualizados debido a que no existe un marco jurídico y la única alternativa que ha venido implementando el Gobierno dominicano es la repatriación, lo cual no ha resuelto nada.

“El Cesfront dice que ha repatriado unos 14,000, bueno, ¡que repatrien un millón y un millón volverá otra vez para acá! Porque ellos mismos son los que los dejan entrar. Es un negocio, es un negocio para los controles, es un negocio para los gobiernos y es un negocio para los que los usan como mano de obra aquí”, expresó.

“Por ejemplo, repatrian a 14 mil y dejan pasar a 15 mil”, agregó, porque según él ambos países quieren la irregularidad.

Fuente: Diario Libre