Más de 2000 viajeros que intentaron llegar a Puerto Rico fueron detenidos por la Armada en 2017

0
230

Aeropuerto Las Américas.-Dos mil 63 personas fueron apresadas el año pasado por la Armada Dominicana, incluyendo 392 extranjeros que trataron de viajar ilegalmente a Puerto Rico en diferentes tipos de embarcaciones, algunas de ellas interceptadas en alta mar y otras partiendo desde playas.

La institución informó, asimismo, que en las últimas horas arrestó a 36 criollos que se proponían viajar clandestinamente a Puerto Rico desde la zona de Cabo Engaño, y anuncio un aumento de los operativos en la costa Este para contrarrestar la salida de embarcaciones a dicha isla, la que atraviesa por una difícil situación económica.
Datos estadísticos ofrecidos por la Armada Dominicana a través de su vocero, capitán de navío Augusto Lizardo, durante la gestión del vicealmirante Miguel Enrique Peña Acosta, indica que dos mil 63 personas han sido detenidas intentado irse a Puerto Rico ilegalmente, además de que se han producido decomisos de 404 embarcaciones.

Precisa que de los arrestados, mil 671 son de nacionalidad dominicana y 392 extranjeros, quienes pretendían utilizar el país como puente hacia Puerto Rico. Entre esos extranjeros figuran haitianos, colombianos, venezolanos, brasileños, cubanos, paquistaníes, hindúes, jamaiquinos, españoles y de otras nacionalidades.

Regularmente, los extranjeros apresados por la Armada Dominicana son entregados a las autoridades de Migración, quienes proceden a repatriarlos a sus respectivos países. La mayoría de los extranjeros detenidos son haitianos y cubanos, respectivamente.
Las detenciones de los viajeros ilegales son practicadas por miembros de la Dirección de Inteligencia Naval M-2, los cuales se encuentran diseminados en diferentes lugares y costas del país, especialmente le zona Este, que sigue siendo la más utilizada por individuos que se dedican a la práctica.

Además de decomisar más de 400 embarcaciones durante el recién finalizado año 20l7, también la Armada Dominicana arrestó y sometió a la justicia 73 capitanes de yolas y organizadores de viajes, la mayoría de los cuales se encuentran guardando prisión en diferentes cárceles del país.