Reeligen a Miguel Vargas presidente de la Internacional Socialista para América Latina y El Caribe

0
91
Miguel Vargas

(RCM-Noticias) PV

 SANTO DOMINGO.- El presidente de la Internacional Socialista para América Latina y el Caribe, (IS) Miguel Vargas Maldonado, fue reelecto a unanimidad para un nuevo periodo de cuatro años.

Las veinte delegaciones de 18 países presentes en la reunión de la Internacional Socialista, que sesionan en el hotel Embajador, respaldaron la continuidad de Vargas Maldonado en el cargo.

Los delegados de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Haití, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, se abstuvieron de presentar otras candidaturas, reconociendo la labor desempeñada por Vargas Maldonado, quien es además presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Es la segunda ocasión que Vargas Maldonado es electo en esa posición. Además de Vargas, han ostentado esta posición; Raúl Alfonsín, expresidente de Argentina; Martin Torrijos, expresidente de Panamá; y el Dr. José Francisco Peña Gómez, líder histórico del PRD, quien la ocupo en reiteradas ocasiones.

Al pronunciar el discurso de apertura de la plenaria afirmó que la desigualdad sigue siendo el principal reto y mayor obstáculo para alcanzar el crecimiento sostenible y lograr el bienestar y la prosperidad de los  pueblos.

“Sigue diciendo que la pobreza, la desigualdad, el auge del crimen organizado, la violencia de género son desafíos importantes que tiene nuestra región que solo unidos, y en actitud constructiva de diálogo, podremos vencer para lograr que nuestra gente pueda vivir bien, de manera digna, alcanzando la prosperidad y el bienestar en plenitud”,  manifestó.

Sostuvo que actual coyuntura política demanda sabiduría, inteligencia política, pero además requiere, la unidad de todos en torno al propósito común del desarrollo sostenible de las naciones.

“Confiamos en que el ánimo de colaboración entre nosotros siga contribuyendo a hermanarnos aún más para que los lazos construidos en el marco de estos encuentros continúen siendo de gran provecho para el fortalecimiento de la democracia en nuestra región”, expresó Vargas Maldonado, quien también es presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Apuntó que si bien es cierto que durante el presente siglo la inversión social con respecto al PIB en América Latina y El Caribe ha aumentado de 11% a 14.6% según cifras de la CEPAL, la desigualdad sigue siendo el principal reto de la región.

Para combatir la desigualdad debemos impulsar políticas de empleo que garanticen a nuestros ciudadanos, trabajo digno y bien remunerado, ello será posible si somos capaces de diseñar un modelo económico que incentive la inversión y deje atrás los hábitos rentistas del emprendedor latinoamericano, agregó.

Puntualizó que a mayor crecimiento económico menor desempleo, ese debe ser el grito de batalla de las propuestas desde la socialdemocracia para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible hacia el 2030.

Considera que los proyectos en alianza del sector público y privado deben ser también otra bandera que debe ondear la socialdemocracia latinoamericana y caribeña para impulsar la igualdad de oportunidades para todos.

“La región debe apostar por fin de manera decidida por la innovación y la investigación para el desarrollo porque ellas son las herramientas imprescindibles para dar el gran salto que generación tras generación hemos estado buscando”, dijo.

Agregó que economías activas y crecientes, pleno empleo, Estado y sector privado trabajando juntos por el bienestar de todos, políticas públicas que estimulen la innovación y la investigación tienen una zapata común: la educación.

“Esa es la mayor apuesta que deben hacer nuestros gobiernos, una inversión inteligente en educación que nos lleve a un sistema educativo que impulse la creatividad y que asegure ciudadanos preparados para enfrentar exitosamente los retos del mundo durante los próximos cien años”,  añadió Vargas Maldonado..

Reconoció que el acceso al sistema educativo en la región ha mejorado sustancialmente, trayendo consecuentemente un mayor aumento de los índices de escolaridad, sin embargo la calidad de nuestra enseñanza es aún insuficiente, según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo apenas un tercio de los estudiantes latinoamericanos y caribeños alcanzan un estándar mínimo de habilidades matemáticas básicas.

En su exposición, señala que la desigualdad agitada por el desempleo y una educación de baja calidad se constituye en la principal amenaza para la democracia en la región y la causa eficiente de los importantes déficits que acusa nuestro modelo democrático.

Ciertamente, en el aspecto electoral la democracia latinoamericana se mantiene en constante mejoría. Hoy en día, en casi todos los países de la región las elecciones se llevan a cabo sin mayores sobresaltos, que los propios de toda contienda.

‘Tenemos por delante el desafío de garantizar la fidelidad del voto de nuestros ciudadanos a través de campañas menos costosas, de una sociedad mejor comprometida con el conjunto que con las individualidades y más consciente de la calidad de las propuestas de los candidatos”,  expresó.

Sostiene que la democracia se construye a través de políticas públicas que garanticen acceso universal y equitativo a mayores oportunidades, un modelo económico que incluya socialmente a todos y, sobretodo, con un liderazgo político capaz de buscar el punto exacto de avenencia para solucionar los problemas de la gente por medio del diálogo, la confraternidad y la unidad por más diversa que sea su forma de pensar.

“Los aquí reunidos tenemos la responsabilidad histórica de hacer de este mundo uno mejor y de darle a las futuras generaciones la seguridad de que sabremos convivir en paz, en armonía y en prosperidad por el bienestar de todos, finalizo diciendo Vargas Maldonado”, sostuvo.

En el acto también habló Luis Ayala, secretario general de la IS, quien resaltó que en América Latina, tienen una presencia fuerte, una familia y una tierra de conductas y ejemplos que sirven a nuestros valores y principios.