El tiro rápido con Mario Rivadulla

0
139

EL TIRO RAPIDO:

EL PENSAMIENTO DE HOY… “Un matrimonio feliz es como un edificio que hay que construir cada día“.(Adaptado de André Maurois).

 

Mario Rivadulla

QUE OCURRIO ESTE DIA EN EL AÑO…

 

  1. A la edad de noventa y dos años fallece en la ciudad de Santo Domingo, Juan Emilio Bosch Gaviño. Había nacido en la ciudad de La Vega, en cuyo cementerio reposan sus restos, el 30 de junio de 1909. De prolífico talento literario destacó como cuentista, ensayista, novelista, narrador, historiador y educador. Enfrentado a Trujilllo tuvo que marchar al exilio,siendo acogido en Cuba, donde pudo continuar su carrera literaria y participar activamente en la lucha contra la dictadura. Fue allí donde contrajo matrimonio con su esposa hoy viuda Isabel García Aguiar y fundó el PRD.  A la caída del régimen, regresó a Santo Domingo, siendo electo presidente de la República en 1962,  cargo que asumió en 1963 y que desempeñó por pocos meses hasta que fue depuesto por un golpe cívico-militar, teniendo que marchar nuevamente al exilio. A su retorno asumió la presidencia del PRD, a la que luego renunció para fundar el PLD.   Bosch jamás volvió a la primera magistratura.

 

TIRANDO A FONDO

 

INCALIFICABLE. El alevoso asesinato del raso policial Paúl Encarnación Mejía en la galería de su modesta residencia del sector Ponce Adentro en Los Guaricanos, Santo Domingo Norte, cuando reposaba con su menor hijo de dos años en brazos, a manos de dos sicarios, responde por lógica a un acto de venganza ligado al tráfico de drogas.  Encarnación Mejía pertenecía a la patrulla policial que en días recientes recibió una felicitación pública del jefe de la institución de orden público, cuando rechazaron el soborno ofrecido por unos distribuidores de marihuana, a los cuales detuvieron. El occiso recibió cuatro impactos de bala de sus asesinos que le segaron la vida, mientras el menor fue herido por uno de los disparos que le entró por la nuca y le salió por la frente encontrándose en grave estado.   Son elementos que no valoran en lo más mínimo la vida humana.  De esperar sean apresados. En cuanto a Encarnación Mejía lo menos que puede hacer el cuerpo policial es ascenderlo al grado superior, pasar la pensión correspondiente a su viuda y el Estado obsequiarles una vivienda decente.

 

LOS TIROS CORTOS

 

MAS DE LO MISMO.  El notable científico Albert Einstein, descubridor de la teoría de la Relatividad, posiblemente el más grande matemático que haya conocido la humanidad, sostenía que “si haces siempre las mismas cosas, obtendrás siempre los mismos resultados”.   La sentencia viene muy a propósito con motivo del desafiante anuncio de varios sindicatos y federaciones de transporte público de aumentar cinco pesos por propia decisión al precio de los pasajes, ignorando la facultad del Instituto de Transporte de fijar las tarifas. Si tanto la directora del organismo como el director de Transporte de Pasajeros del organismo se limitan a repetir que el INTRANT no ha autorizado dichas alzas, no va a ocurrir nada, salvo que los sufridos pasajeros estarán en la disyuntiva de pagar el aumento o andar a pies. Si la autoridad carece de facultad compulsiva para aplicar sus normas, o no las utiliza,  su destino será irremisiblemente el de ser tomada a relajo.   En eso los “dueños del país” disponen de vasta experiencia.

 

EL TIRO RAPIDO

LAS EXONERACIONES DE LOS LEGISLADORES

 

Que un señor legislador, sobre todo si reside en el interior del país, disponga de una exoneración para adquirir un vehículo de precio promedio, como el que utilizan muchos profesionales y técnicos cuyos ingresos económicos les permite esa facilidad de transporte no como un lujo sino para facilitarle poder cumplir con sus tareas, tiene cierto grado de justificación.  No hay por qué en este caso llegar al extremo de negarle esa posibilidad.

 

Ahora bien…¿cuál es la razón ética que pueda justificar el que un señor congresista, que en la mayoría o en buena medida de los casos pertenece al sector más pudiente de la población, reciba no una sino dos exoneraciones de impuestos de vehículos cada cuatro años?

 

¿Qué argumento válido acompaña al hecho de que además se trate de exoneraciones para la compra de vehículos sin límite de precio?  ¿Es que para asistir a las sesiones del Congreso es preciso exhibirse arrellanado en la comodidad de un costosísimo carro de super-lujo?  ¿Contribuye eso en alguna medida a que pueda realizar sus funciones con mayor claridad y acierto?

 

¿Quizá de esa forma  podrá disponer de más tiempo y mejores luces para leer e interpretar la letra chiquita de los contratos y concesiones que requieren la aprobación del Congreso, donde en tantas ocasiones algunos, con cínica cachaza, han confesado que los aprueban sin siquiera pasarles la vista por encima ni conocer su contenido, hasta que este se convierte en motivo de escándalo público por los perjuicios que deriva para el Estado?

 

Pero además…es más que notorio, y los propios congresistas no se ocultan para admitirlo, que al menos, una y en algunos casos las dos exoneraciones amparan la compra de vehículos de las marcas más caras en el mercado, con valores de ocho, nueve y hasta diez millones de pesos, que son vendidas a personas sobradamente pudientes, únicas con capacidad para adquirirlos, quienes de esa forma se benefician a costa de burlar el pago de los impuestos al Estado. Esto, si no constituye una estafa, al menos es un impúdico acto de enriquecimiento indebido.

 

A todas luces increíble e imposible de aceptar que haya legisladores que muestren inconformidad ante el hecho de que en el proyecto de presupuesto para el 2018 enviado a las Cámaras, figure un tope de hasta un máximo de 100 mil dólares para el valor de los vehículos que podrán adquirir con las exoneración.  Su equivalente en pesos al cambio actual es de 4 millones 750 mil.  No son muchos los vehículos de venta en las agencias del país que se oferten a esa suma, menos aún que la superen.

 

Pretender que las exoneraciones sean sin tope  para la compra de vehículos de  precio abierto, más que simple exageración demuestra escaso sentido de prudencia y carece de todo sentido ético.  Más aún pretender elevar a categoría de “derecho adquirido”, lo que es un simple privilegio que irrita a muchos ciudadanos con sobrada razón, en un país donde todavía arrastramos un 30 por ciento o más de pobreza; son tantas las necesidades y tan contados los recursos y cada año el gobierno tiene que hacer malabares para elaborar un presupuesto, por demás deficitario, donde los ayuntamientos reciben apenas un 3 por ciento del 10 que dispone la ley y otras instituciones por igual.

 

Sería conveniente que los congresistas moderen sus apetitos.  Que se guíen un poco más por los resultados de las encuestas donde cada vez más queda en evidencia la profunda crisis de credibilidad de la partidocracia y la confianza en la clase política.  Porque cuando ese proceso no se detiene, la institucionalidad democrática, que tanto ha costado,  queda en riesgo.  Y de esa posibilidad, líbrenos Dios.

 

teledebate@hotmail.com