Museo del Hombre dominicano conmemoró su 44 aniversario con un panel sobre huracanes

0
148

En el marco de la celebración de su 44 aniversario, el Museo del Hombre Dominicano (MHD) realizó el pasado 11 de octubre, un panel titulado “El huracán desde la perspectiva arqueológica e histórica”, que estuvo a cargo de los panelistas: Arq. Christian Martínez, Dr. Jorge Ulloa Hung y el Dr. Roberto Valcárcel Rojas, los cuales abordaron este fenómeno de la naturaleza desde el punto de vista sociocultural y su evolución en el tiempo.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del director del MHD, el arquitecto Christian Martínez, el cual manifestó, que este tema hace recordar que históricamente, ya los tainos (arawacos insulares, así como los caribes) habían incluido los huracanes en sus mitos. Según Martínez, “El término “Huracán”, de acuerdo a los Maya-Quiché era un Dios de un solo ojo y una sola pierna que llamaban Huraquen y era un Dios destructor”.

En este panel que se llevó a cabo en la primera planta del Museo del Hombre, se abordaron diferentes temas; “El huracán en el mito taino que estuvo a cargo de Christian Martínez; ” Huracanes, indígenas y cronistas: Una mirada desde la historiografía y la arqueología”, el cual tuvo como moderador a Jorge Ulloa Hung y para finalizar el panelista Roberto Valcárcel, expuso el tema Inundaciones y huracanes: Experiencias desde la arqueología caribeña”.

El arqueólogo Jorge Ulloa explicó que  la visión cultural europea sobre los huracanes está relacionada con las ideas que tuvieron; Cristóbal Colón, Fray Bartolomé de las Casas, González Fernández de Oviedo, entre otros, las cuales se generaron durante los procesos de conquista y colonización de La Española.

Por su parte el arqueólogo Roberto Valcárcel sostuvo, que el estudio de los huracanes muestra que hay una desigualdad en términos de oscilación ciclónica a lo largo de la historia. “La  actividad ciclónica no ocurre simultáneamente a través de las costas del Caribe, podemos tener áreas donde los huracanes pueden causar estragos y otras donde prácticamente no pasa nada, es decir el clima pese a todas las teorías de cambio, es relativamente similar a lo que vivimos en el presente desde hace unos siete mil años”.