Llaman mujeres dominicanas estar alertas para prevenir y derrotar cáncer de mama

0
11

“…Ser diagnosticada con cáncer no marca el fin, sino el inicio de una batalla de la que podemos y debemos salir vencedoras”, expresó Cándida Montilla de Medina  al presentar en el Teatro Nacional la campaña “Defiéndete sin temor del cáncer de mama”.

Santo Domingo.- La Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina, llamó la noche de este lunes a las mujeres dominicanas a estar alerta para  prevenir temprano el cáncer de mama, y en caso que se detecte, derrotarlo con atenciones médicas oportunas.

Insistió en que prevenir el cáncer de mama es una responsabilidad no sólo de la mujer. También lo es, agregó,  del sistema de salud pública y privada, de la familia y de toda la sociedad.

Montilla de Medina presentó en el Teatro Nacional la campaña “Defiéndete sin temor del cáncer de mama”, con una exhortación a toda la sociedad para evitar las estadísticas negativas de la enfermedad.

“Por nosotras, por nuestros hijos e hijas, por nuestros compañeros, y por la vida que amamos, tenemos la obligación de cuidarnos y de enfrentarnos con decisión y coraje a la eventualidad de un diagnóstico positivo”, expresó.

Consideró que el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama nos llama a tomar y a crear conciencia de que la detección temprana permite recurrir a tratamientos menos invasivos.

Sostuvo que se eleva considerablemente las posibilidades de sobrevivencia de la mujer diagnosticada.

Dijo que en los años más recientes, el Despacho de la Primera Dama se ha unido en octubre al esfuerzo mundial de estimular a la sociedad, pero sobre todo a las mujeres, a mantenerse alertas y a actuar para reducir la incidencia de esta enfermedad.

A la presentación asistieron representantes de los diferentes ámbitos del quehacer nacional. Uno de los momentos más emotivos  fue la presentación de un video con tres testimonios de mujeres que sobrevivieron al cáncer de mama.

Las acciones de los programas preventivos de salud del Despacho de la Primera Dama forman parte del compromiso del gobierno del Presidente Danilo Medina  para mejorar la calidad de vida de la población.

A la actividad asistieron la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino; la senadora de la provincia de Santo Domingo, Cristina Lizardo y el embajador de la República de China Taiwán, Valentino Ji-Zen Tang.

Conferencia de Huerta

Como parte de la actividad, el doctor Elmer Huerta, un reconocido investigador sobre el cáncer, y un aliado y dedicado educador de la comunidad hispana en los Estados Unidos, presentó la conferencia “De las tinieblas a la luz”.

El título de la conferencia es  una frase que Montilla de Medina estimó regala esperanza.

“Nos sugiere que ser diagnosticadas con cáncer no marca el fin, sino el inicio de una batalla de la que podemos y debemos salir vencedoras”, precisó.

El doctor Huerta es fundador y director del Preventorio del Cáncer, del Instituto del Cáncer del MedStar Washington Hospital.

Estudios gratis

Una cultura de cuidado que contribuya de manera efectiva a reducir la incidencia de esta enfermedad sólo puede construirse con el esfuerzo colectivo, dijo la Primera Dama.

Hizo hincapié en que las mujeres siempre serán las principales responsables de la prevención.

A través del programa Mujeres Saludables, que dirige el doctor Nelson Figueroa Espaillat, el Despacho de la Primera Dama ofrece a las mujeres de los sectores vulnerables la oportunidad de realizarse gratuitamente el estudio que permite determinar si hay o no presencia de alteraciones mamarias.

“Ya sea participando en los operativos médicos que realiza el programa o llamando a nuestras oficinas para concertar una cita, nuestras mujeres encuentran en la institución la mano solidaria”, indicó.

De esta manera, advirtió, evitan estadísticas fatales que van dejando esta enfermedad en el país y en el mundo.

 ‘Siento esta lucha como un deber’

Montilla de Medina reafirmó el compromiso con la salud de las mujeres. “Juntas ustedes, la institución y yo, que siento esta lucha como un deber personal ineludible, haremos retroceder el número de mujeres que cada año nos arrebata una enfermedad que solo puede ganarnos si no la enfrentamos a tiempo”.

Exhortó a que cada una de las presentes  a que saliera de la actividad con la decisión inquebrantable de que cada mañana, cuando se mire al espejo, se diga a sí misma mirándose a los ojos: ‘¡Defiéndete sin temor del cáncer de mama!’