www.diasporadominicana.com

Colegio Dominicano de Periodistas  es la única fragua que no ha negociado sus huellas

“Si lloras por no haber visto el Sol

 las lágrimas te impedirán ver las estrellas…”

Rabindranath Tagore

Danilo Correa

Por Danilo Correa

Este piramidal párrafo  del  poema: “Pájaro Perdido “autoria del poeta/pintor e intelectual indio, más arriba señalado y  que encorbata el cerebro de esta reflexión, además de bonita por lo que dice, lo es por cómo lo dice.

Además es una frase que si se reflexiona un poco sobre ella, embarcado como estamos en un espacio podrido de dignidad y asombro; será fácil encontrar su significado, con referente al apoyo solidario y la más amplia protección: en termino de salubridad,  jurídico y social, que han recibido periodistas y familiares por parte de quienes han dirigido y dirigen el tintero (CDP), como resultado de verdaderos certámenes democráticos, sin la intromisión coloridas de vulgares  cachuchas contaminadas de pantanos…

Por este impecable fardo histórico, creemos y  apoyamos en cualquier terreno, las actuales autoridades y como también la que se han sucedido  en nuestra difamada casa, construida tabla a tablazo, al precio de persecuciones, cárceles, sangres y cadáveres de mártires y patriotas luchadores por la implantación de un régimen donde se respete, la libertad de prensa y el verdadero accionar de los derechos humanos.

 El Colegio Dominicano de Periodistas, no es ni puede ser propiedad de ningún partido político ni gobierno, si es parte del Estado Dominicano, porque aglutina a periodistas y comunicadores básicamente de nuestro litoral geográfico. Es un noble instrumento que nace en la fragua de la Patria

 Por estas humanísticas realidades; los periodistas/comunicadores, miembros,  lo que no han traficado su cabeza por una impostora/corrupta bandera, defienden a capa y espada la difícil encomienda dirimida en aquel  manifiesto 1983/1991,que dio origen al surgimiento del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).Con el único compromiso con su clase y defensa de la libre opinión del pensamiento

 Sin haber podido crear en el seno del pueblo un sindicato que lo aglutine, luego de múltiples batallas y crucifixiones, un puñado de colega no importa ahora el rostro, sin factura, impulsado por la creación aunque sea de una puerta, un sillón, y que luego de las madrugadas se pueda escuchar la garganta de sus maquinillas pidiendo Patria, en aquellos momentos heredados de la dictadura (1939-1961) y continuado por el horrendo Ciclope del déspota de los 12 años; mentor y compadre de estos iracundos fantasmas gobernantes.

Aquellos colegas al pasar el tiempo a martillazo se aglutinaron. La lava del caliesaje dentro como fuera de la profesión, los dispersaban  a fuerzas  de chismes /lengua de cangrejo, pero nunca  dejaron morir la innegociable bandera democrática. Por un nuevo periodismo

Para 1983 ya existían las condiciones para seguir empujando el proyecto que se conformaría como faro en el ámbito de la libertad de prensa/opinión. Que llegaría a fortalecer/afianzar, los péndulos democráticos en ese momento histórico de definición. Asesinatos de periodistas, innegociables, encarcelamientos de intelectuales de la prensa vertical, allanamientos de ideas patrióticas, en fin

Pero hoy día a fuerza de un tabaco, de riquezas prefabricadas en honor a las mentiras, hay colegas calvos porque vendieron su cerebro. Se quitan la cabeza y la ofrecen al mejor postor. Se olvidan de los principios que dieron validez a sus esfuerzos.

 Mientras otros se la jugaron, en reverencia de la sangre vertida en el pabellón tricolor, enfrentando en calles y pocilgas; forjaron como novedad el Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales (SNPP), con el tiempo se empujó con los patrones, a la conformación de un abanico más justo en los medios. Al logro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), en la actualidad

Ese tropel de periodistas patriotas, habían fortalecido si se quiere de manera tímida, cediendo en algunos momentos, con la finalidad de echar la zapata para el 30 de Junio 1983,de un  malecón, receptáculo  por la formación del  Colegio Dominicano de Periodista Dominicanos, este nace con ciertas debilidades, como consecuencia del estado de presión en el Congreso. Aun neo trujillista…

 La Ley 148 fue como una excusa, para que no jodan más, una especie de biberón. Pero sin lugar a dudas, fue un gran logro para la clase. Por eso no podemos permitir que franco tiradores del olvido, quieran desalojar el nido de nuestro tabernáculo

Los periodistas democráticos, insobornables no desmayaron continuaron con el paragua sobre el cerebro. Y de nuevo haremos en las elecciones de agosto, que la muda lengua de ese viejo /derrotado rencor, se trague su garganta de petróleo en bandolera.

 Luego de muchos sacrificios se le rebato al poder la modificación de la Ley  148-83 mediante Ley 10-91 , que si se ajustaba y correspondía con los principios y postulados que forjaron aquellos movimientos de vocación democráticas /profesionales en el campo de las libertades de prensa y ciudadanas. Después de medio siglo de corales y pulpos en las pupilas del tintero. Logramos nuestro Colegio Dominicano de Periodistas  (CDP).

Debemos reiterar  para  enanas memorias de pensamientos obstinados,  que según el almanaque Britol, en el1991- año en que se abolió (se derrumbó la pared) ley 148-83 y se creó la actual y más democrática ley 10-91 sobre colegiación periodística, bajo el mismo látigo que  hoy aficionado del desierto pretenden sembrar en el polvo de sus oscuras utopías, pesadillas; adulterando la Divina Comedia de Dante Alighieri. Sin técnica y preparación en este difícil arte dramático gremial

También  régimenes, rémoras del ocaso presidencial, e intelectuales de la anarquía de la opinión pública, mercaderes de la prensa,  controlaban ese mercado tradicional al servicio del dolo y el cáncer politiquero,(El Congreso Nacional), impusieron un saco de fuerza, en el cual se excluían  la filosofía y  esencia del manifiesto que dieron surgimiento al través del tiempo a un espacio sin trinchera

A mucho cocotazo, en el verano del 1983 se crea el Colegio 

Dominicano de Periodistas (CDP) junto con la ley 148-83, ley que establecía la colegiación de los profesionales de la comunicación y exigía que para que una persona fuera contratada como periodista en los medios de comunicación del país debía ser egresado de alguna universidad. Retranca anti gremialista…que focaliza la piel  del discurso democrático de aquellos intelectuales que participaron  en la gloriosa epopeya de aquella primavera abrileña, 1965             

No es con lengua de microbio que se acampa el sufrimiento y dolor de compañeros periodistas/comunicadores, golpeados por su lealtad a la fragua del crepúsculo sindical

Ahí está el tiempo, con su lengua de antifaz, quien nos  medirá. No el silencio de la tiara, con  veneno, sin técnica ni estilo lumínico en este pulcro y difícil arte dramático gremial. Sino, es el junco y las huellas nos descalificaran para seguir construyendo un jardín de vida sectorial/profesional (CDP)

Jamás la conciencia nacional olvidara el día 7 de mayo de 1991, instante que  fue aprobada la nueva ley 10-91 que rige en la actualidad la colegiación periodística en la República Dominicana y donde establece que cualquier medio de comunicación pueda 

contratar a cualquier persona, profesional de la comunicación o no, incluyendo a periodistas técnicos graduados de institutos, todo esto en desmedro de miles de estudiantes de comunicación que se queman las pestañas en las universidades.

El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), es la única esperanza que tenemos los periodistas, que todavía no nos hemos inmolado en el fuego de la corrupción y/ O escribas de ODEBRECHT y otros altares del poder político que sataniza la quietud del polen. 

Invitándonos al disfrute del acantilado antidemocrático, que hoy nos recluta mediante el peculado, haciendo uso alegre del chantaje y la miel  perteneciente a un pueblo que desfallece en el dolor.

 El CDP, es la única fragua profesional que camina de frente al Sol, no ha entregado su dignidad a forasteros del lago, bajo la rienda y conducida  por la plancha Marcelino Vega, encabezada por Olivo de León, quien preside esta institución colegial que agrupa a los periodistas y comunicadores  que representa la parte más sana de la sociedad dominicana.

Los periodistas y familiares, gozan de solidaridad y respaldo en cualquier renglón del diario vivir.

Olivo de León no tiene hora para presentarse a la casa o lugar de trabajo donde un hombre de la prensa tenga algún problema, o que su vida esté en peligro.

Si tiene que tocar los barrotes de una cárcel lo hace, donde hayan apresado a un miembro de esa entidad periodística, de manera injusta, ahí esta

El Colegio Dominicano de Periodistas, cuenta con una barra de abogados al servicio de la clase.

Pero para estas siembras/cosechas, La lengua de dragones  amenazan con incinerar el olimpo vegetal de lámparas sembradas en el verano de nuestra historiografía profesional .Ahí está el Sol. Sobre el temporal…

Mercedes Castillo, presidenta del Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), y otros colegas que ocupan cargos directivos en nuestro hogar acogedor de profesionales del periodismo nacional. ¡? 

Díganme, quien no ha visto a esta dama vestida de 9-11¡?

Uno de los trabajos más difíciles pero noble, es el que siempre ha desempeñado esta doña, matrona de los periodistas y sus familias. Mercedes coordina llevar siempre bienestar y salud  a sus colegas. 

No es extraño ir a su oficina y durar muchos segundos esperando que ella resuelva algún tipo de situaciones de salubridad, por difícil que sea ella consigue para sus compañeros una receta por cara que sea u otros tipos de problemas. En la conducción de estas personas el CDP ha tenido un perfil acorde con los nuevos tiempos. AHI, se aplica la hora 25….

 Quien suscribe es periodista

 

URL: http://diasporadominicana.com/?p=122866

Escrito por en Jul 6 2017. Archivado bajo Noticias, Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

300x250 ad code [Inner pages]

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes