Las acogidas: Conani recibió 118 niños y niñas que fueron abusados en los últimos dos años

Santo Domingo

En República Dominicana el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) es el órgano administrativo encargado de garantizar los derechos fundamentales de los menores de edad en el país.

En coordinación con la Procuraduría General de la República y con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), se logró crear un protocolo de detección, asistencia y referencia a los niños, niñas y adolescentes víctimas de trata y tráfico.

El subconsultor jurídico y encargado de convenios internacionales de Conani, Giovanni Hernández, explica que según el protocolo se puede recibir una denuncia por cualquier vía, ya sea por la emergencia de un hospital, el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), entre otras, pero que todo se debe notificar a la Procuraduría General de la República.

“Lo ideal es que el proceso empiece por fiscalía y que sean ellos quienes soliciten a Conani el ingreso de autorización para entrar el menor de edad en el hogar de paso, pero cuando somos nosotros que recibimos directamente el caso, lo notificamos a la fiscalía para que durante el tiempo que se le esté dando protección al menor, se pueda iniciar el proceso de investigación”, indica Hernández.

Hogares de paso
El subconsultor jurídico de Conani precisa que los hogares de paso están compuestos de psicólogos, trabajadores sociales, educadores, médicos generales, niñeras y psiquiatras, que están ahí para darle la atención debida al menor según su necesidad.

“Lo primero es que son recibidos por un psicólogo para estabilizarlo y explicarle cuál es el proceso por el que está pasando y una vez es atendido por el psicólogo, es referido al médico. Si es necesaria la evaluación de un médico legista, se refieren regularmente a los que tiene la Procuraduría”, dijo.

Explica que en la actualidad tienen ocho hogares de paso, los cuales están en Santiago, Jarabacoa, La Romana, Azua y los demás están en el Distrito Nacional, por ser el lugar donde hay mayor cantidad de habitantes.

“A pesar de eso, nosotros tenemos presencia nacional, porque a través de nuestras oficinas regionales, donde no hay una regional, hay oficinas municipales. Además, no solamente están los hogares de paso para brindar asistencia, también hay ONG, muchas de las cuales son hogares permanentes”, resalta.

Admitió que los hogares de paso con los que cuentan nunca serán suficientes, porque se hace necesario más espacios para protección, aunque destaca que han ido dándole respuestas a los casos a través del tiempo, aumentando la cantidad de hogares y seccionándolos por región según la cantidad de denuncias que reciben.

Dice que en los hogares de paso se trabaja las 24 horas del día en diferentes turnos. “Hay un grupo que trabaja en la mañana, otro en la tarde y la noche, otros que amanecen y los que trabajan los fines de semana”, puntualiza.

ONG representa menores
En el 2013 llegó al país la Organización No Gubernamental de origen estadounidense Misión Internacional de Justicia (IJM, por su sigla en inglés), con la misión principal de erradicar la trata de menores de edad y la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

El director de IJM en República Dominicana, Fernando Rodríguez, dice que la entidad que dirige en el país tiene 20 años trabajando en diferentes partes del mundo con la única misión de proteger a las personas pobres de la violencia a través de cuatro ejes que trabajan: rescatar la víctima, llevar a los criminales a la justicia, restaurar sobrevivientes y cooperar con las autoridades para construir un futuro mejor. El trabajo que realiza esa entidad es multidisciplinario, tienen el equipo legal, que desde su llegada al país entra al proceso penal como querellante, trabajando al lado de la Procuraduría y con los fiscales locales, con el fin de avanzar el proceso penal, llegar a juicio de fondo y tener una sentencia condenatoria. También cuentan con el Departamento de Atención a Víctimas, donde hay psicólogos, trabajadores sociales que se encargan del tema de restauración y trabajan directamente con Conani, otras Organizaciones No Gubernamentales y la sociedad civil para brindar todos los servicios que la o el menor necesita para su restauración.

(+)
EN EL 2014 ONG REPRESENTA EL PRIMER CASO DE ABUSO

El director de IJM en República Dominicana, Fernando Rodríguez, indica que ser querellantes de los afectados es parte de su trabajo y que de ese trabajo se encarga el equipo legal que tienen.

“Tenemos nuestros abogados, nos presentamos en el tribunal como querellantes, presentando la querella y nos involucramos trabajando con los fiscales locales y la Procuraduría Especializada en Trata y Tráfico de Personas”, dice.

Dijo que van a todas las audiencias, presentan su prueba y ayudan para asegurar que las personas que se necesitan en la audiencia estén ahí, ya sean los padres de los sobrevivientes. “Le damos seguimiento para saber que las notificaciones se hicieron y llegaron para el juicio y todos los esfuerzos necesarios para que todos los procesos se puedan cumplir”, indica.

Dijo que actualmente están trabajando alrededor de 25 casos, los cuales equivalen a 10 provincias, por lo que no han llegado a todo el país, pero esperan hacerlo.

Dijo que su presencia en el país es de manera indefinitiva, para trabajar con el sistema público de justicia hasta que se puedan reducir o erradicar ese problema. Expresa que en agosto del 2014 fue el primer caso en el cual tuvieron la oportunidad de intervenir, por lo que tienen más o menos tres años de trabajo en casos.

Indica que desde el 2013 a la actualidad se han involucrado en 30 casos y en esos se han rescatado 106 víctimas, algunas de ellas adultas, pero la mayoría son menores de edad. Añadió que son alrededor de 70 menores de edad que se han presentado como querellantes.

 Fuente. Listín Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *