Cónsules se niegan acatar medida correctiva de Cancillería

0
7
Olga Capellán, comunicadora. Reside en España

Por Olga Capellán.-

BARCELONA, España.- Toda lucha reivindicativa vale la pena si se hace con un buen fin, y en este caso los resultados ya están surtiendo, a raíz de que el día 2 de Enero del presente año se reunieron los diversos cónsules de Europa, comenzando por España, donde los consulados de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla adoptaron la medida de aumentar todos los servicios consulares a precios exorbitantes, fuimos los primeros en salir en defensa de la comunidad dominicana, nos hicimos eco valiéndonos inclusive de informaciones aportadas por algunos funcionarios consulares que no estuvieron de acuerdo con esa arbitrariedad.

Luego se sumaron otros consulados del Viejo Continente, y así unificaron los aumentos en la tarifa consular de los diversos servicios que ofrecen dichas sedes a la diáspora dominicana en toda Europa, solo que cada uno de ellos puso su propio precio.

Fue como aprovechamos a los movimientos asociativos de dominicanos en Europa, y sobre todo en España y Holanda y otros países, quienes se movilizaron y nos dieron sus inquietudes y apoyo para que las publicáramos y así lo hicimos, de inmediato nos pusimos en contacto con algunos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) para exponerles nuestras inquietudes y preocupación, conociendo las dificultades económicas por las que pasan nuestros paisanos, dada la crisis que se vive actualmente, movido a la falta de labores en muchos país de Europa.

Fuimos quienes alzamos la voz de alerta a las autoridades, enviando é incluso comunicaciones a dicho Ministerio, además de las reiteradas denuncias públicas en conjunto con otros comunicadores que nos prestaron su ayuda para tales fines, en el día de ayer y por orden expresa del señor Canciller de la República Ing. Miguel Vargas Maldonado, a través de un memorándum quedó sin efecto dicho aumento, lo que celebramos con gran satisfacción, siendo esto de gran alegría para las asociaciones y el colectivo dominicano.

Ayer mismo recibimos una llamada telefónica del señor Saturnino Medina, un líder social comunitario en la ciudad de Barcelona, quien fue la primera persona en manifestar su desacuerdo ante el abuso cometido por los representantes del gobierno de su país, en contra de sus conciudadanos, para informarnos que hasta la fecha no ha recibo contesta del señor cónsul de un documento de protesta entregado en la persona del señor Adriano de los Santos.

Hoy nos hemos enterado que ese Memorándum está circulando desde hace un mes, sin embargo estos cónsules se han negados acatar la resolución, alegando no obedecer a un Canciller del Partido Revolucionario Dominicano, (PRD) según denuncias de algunos dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) lo que significa otra violación más no solo contra la diáspora dominicana, sino también una desobediencia a la máxima autoridad, incluyendo contra el presidente de la República Lic. Danilo Medina.

Hasta nosotros han llegado tales denuncias, razón por la cual pedimos a honorable Canciller de la República, Ing. Miguel Vargas Maldonado, así como al excelentísimo señor presidente de la República Lic. Danilo Medina, tomar una medida condenatoria contras estos insubordinados funcionarios consulares por desobediencia a las órdenes superiores.

De acuerdo a una fuente de entero crédito, el pasado miércoles día 7 del presente mes, un vicecónsul de Barcelona del cual nos reservamos su nombre y el cónsul general Adriano de los Santos escenificaron un escándalo en dicha sede, dado que el titular continuaba cobrando los abusivos aumentos en la tarifa consular, mientras que el segundo sabiendo de la existencia del memorándum anulando tal medida administrativa, se negó cobrar el aumento a sus compatriotas solicitantes de los servicios consulares, por considerar la misma como violatoria.

Por últimos las diversas asociaciones comunales esperan el cumplimiento del referido memorándum, porque desde ya de no ser así iniciara una jornada de protesta hasta que se cumpla dicha medida.