República Dominicana participa en homenaje al fenecido ex presidente de Cuba Fidel Castro Ruz

0
6

El Embajador dominicano José Serulle Ramia destacó los dotes de diplomático y político sagaz del líder cubano, fallecido en La Habana, el 25 de noviembre de 2016.

PUERTO ESPAÑA, Trinidad y Tobago, 11 de febrero de 2016.- El Doctor José Serulle Ramia, Embajador de la República Dominicana, ante el Gobierno de la República de Trinidad y Tobago, participó en el acto de homenaje que la Asociación de Estados del Caribe (AEC), realizó el jueves 9 de febrero al fenecido ex presidente de Cuba, Fidel Castro Ruz, fallecido en La Habana, el pasado 25 de noviembre de 2016.

Serulle Ramia calificó al líder cubano de político sagaz, brillante diplomático y extraordinario orador.

“Fidel fue un brillante diplomático, convincente, justo y transparente,
apegado a los principios que con denodados bríos defendía. Con su
oratoria encantaba a quienes durante horas le escuchaban, interesados en aprender de sus vivencias y sabiduría”, expresó él, también Representante Permanente de la República Dominicana, ante la Asociación de Estados del Caribe (AEC)

Destacó que parte del legado de Fidel Castro se encuentro en su permanente conversación con su pueblo, escuchaba sus ideas, sus propuestas, y él las resumía y las defendía con toda su alma.

A Fidel Castro, dijo el Embajador dominicano, “Nada le era ajeno, todo lo asumía como parte de su convulsionada existencia”

Recordó la preocupación del extinto líder de la Revolución Cubana (Fidel Castro) por la salud, la educación, la ciencia, el arte y el deporte, y claro, por la tecnología, el medio ambiente y el desarrollo integral elevaban su estatura de hombre universal. Porque esas inquietudes que emanaban de su ser no estaban movidas sólo por el interés nacional, por la búsqueda de un bienestar pleno de su pueblo, sino también por la expansión de la vida humana en las distintas latitudes.

De ahí, la solidaridad de Cuba, la entrega desmedida de Fidel a las causas redentoras de otros pueblos, con el objetivo de darle un trato amoroso a nuestra naturaleza y a dignificar la vida de los seres humanos.

Finalmente, el Embajador José Serulle Ramia, decano del cuerpo diplomático en Trinidad y Tobago, expresó ante de decenas de embajadores y funcionarios públicos que se dio cita al homenaje a Fidel Castro que “En la mente de Fidel no existían las fronteras”. —