¿Que se ve, en el PRD?

Dr. Homero Luciano

(Uno de Tres)

Por: Dr. Homero Luciano

En el proceso electoral del pasado 15 de mayo, el PRD ante los embates de su lucha interna, se vio compelido a generar una alianza con el PLD, estableciéndose como primordial objetivo el de conformar un Gobierno Compartido de Unidad Nacional, fundamentado en un proyecto de nación en el que se implementarían políticas públicas tendentes al desarrollo económico del país, la inclusión social y la modernización del Estado. Arribar a ese acuerdo, no resulto ser una tarea fácil, pero a todas luces era una pausa que urgía, un paso atrás para tomar impulso, y así lo entendimos todos….

Hoy, a más de siete meses de transcurridas las elecciones, es tiempo prudente para que el PRD procure desempolvar sus banderas. Felizmente la coalición de la que formamos parte, ha permitido que en esta primera etapa reine en el país un clima de sana gobernabilidad, y se haya logrado dar al gobierno del PLD la legitimidad y estabilidad necesaria (negada por una oposición ríspida del bloque opositor liderado por el PRM) que le han permitido al gobierno del Presidente Danilo Medina navegar sin ningún tipo de contratiempo.

El mensaje enviado recientemente por el Presidente del PRD Miguel Vargas Maldonado de que: “En enero próximo se iniciará un proceso de reconstrucción y consolidación del Partido Revolucionario Dominicano que le creará perspectivas electorales más favorables de cara a los comicios del 2020”, ha sido recibido con beneplácito por la dirección y militancia del partido en todos sus niveles.

Al margen de las posiciones coyunturales que el PRD ocupa en el tren gubernamental, los perredeistas en su conjunto, aspiran ser una fuerza constructora de su propio destino, y así a nuestro modo de ver lo entiende el presidente Miguel Vargas con esta clarinada, la cual saludamos y hacemos propia.

El PRD no puede alejarse de su identidad y esencia, ya que un alejamiento de sus raíces produciría una deserción lamentable, que penalizaría a la máxima dirección en la próxima contienda electoral y producirse un cataclismo que borre del mapa político a la fuerza social más importante de la historia política de la Republica Dominicana.

Hay una aspiración sentida en las bases, para que el PRD se convierta en un proyecto vigoroso y nuevo. Un modelo alternativo surgido de las demandas y necesidades populares. Esto es lo que a juicio de muchos hay emprender y comenzar desde ya en la construcción de una opción verdadera de poder. Se hace impostergable iniciar sin descanso un proceso que nos permita ocupar y reconquistar los espacios que hemos perdido.

Esta Navidad llega a los perredeistas cargada de muchas expectativas, ya que el 2017, es esencialmente el año que debe sentar las bases para el relanzamiento del partido de la esperanza nacional. Una nueva primavera se otea en el horizonte, y esta es posible si nos consideramos capaces de entender que el PRD es una pieza importante en el sistema de partidos, los que actualmente languidecen y que hay que preservar, porque estos son el instrumento fundamental que sustenta nuestro sistema democrático. Enero está a la vuelta de la esquina, y ahorita estaremos en campaña …..

P/D: El autor es abogado, Presidente de la Seccional del PRD en la Florida Central

y Sub Secretario de la Secretaria de Relaciones Internacionales del PRD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *