Todos somos…

0
100
Dr. Homero Luciano
Dr. Homero Luciano

Por: Homero Luciano

En esta semana, John Hinckley Jr. tras permanecer 35 años bajo supervisión médica, abandona el hospital psiquiátrico en el que ha estado recluido, y se irá a vivir con su madre a Williamsburg (Virginia) ya que según dictaminara un juez, este ya no constituye peligro público alguno.

Hinckley, un enajenado mental, hijo de un petrolero tejano que había sido amigo del entonces Vicepresidente George Bush, salta al “estrellato” ese lunes 30 de marzo del año 1981, en Washington D. C, cuando siendo aproximadamente las dos y media de la tarde, el mundo es sacudido con la infausta noticia de que el cuadragésimo presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan, a su salida del Hotel Washington Hilton, había sido víctima de un criminal atentado.

Rawhide Down, treinta años después revelo que: “Sólo con el tiempo, en los meses y años siguientes, nuevos informes y artículos en revistas médicas revelaron la gravedad que tuvo el asunto” el presidente pudo haber fallecido.

Hinckley, según la confesión brindada al FBI, dijo que había actuado solo y que buscaba impresionar a la actriz Jodie Foster, que buscaba emular al protagonista de la película Taxi Driver. Entendía que matando al hombre más famoso del país, podía impresionar a la actriz, y así su “hazaña” se registraría en la historia como el “sacrificio de amor más grande del mundo”.

Reagan en esas horas aciagas se mantuvo ecuánime, y ya en la sala de operaciones comentó: “Por favor, díganme que son todos Republicanos”. El Dr. Giordano, un liberal demócrata, le respondió: Señor Presidente, “Hoy, todos somos republicanos”. La operación duró aproximadamente tres horas. La nación americana se mantuvo unida y en vigilia por la salud del presidente herido.Doce días después, el presidente regresó a la oficina oval.

Fue reelecto para un segundo periodo y se considera como uno de los presidentes más populares de los Estados Unidos en toda su historia. En 1994 Reagan reveló que había sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer y falleció diez años después, en Los Ángeles el 5 de junio de 2004 a la edad de noventa y tres años. !Por un dia todos los estadounidenses fueron Republicanos…!