Presidente CDP agradece muestras de solidaridad tras fallecimiento de su madre

“Mi profundo agradecimiento al presidente de la República Dominicana, Danilo Medina Sánchez, por sus expresiones de apoyo y solidaridad en este momento tan difícil”, Olivo de León, presidente del Colegio Dominicano de Periodistas, CDP

Presidente CDP agradece muestras de solidaridad tras fallecimiento de su madrePor Rose Mary Santana

Santo Domingo, República Dominicana.-El presidente del Colegio Dominicano de Periodistas, CDP, Olivo de León, agradeció el apoyo y solidaridad para con él y su familia, recibido por parte del presidente Danilo Medina Sánchez y de personalidades e instituciones sociales y periodísticas, tras el fallecimiento de su madre, doña María Leonida Sandoval.

El reconocido gremialista, mediante un comunicado, manifestó “vaya todo mi agradecimiento al Mandatario, mis colegas del CDP, instituciones asociadas y personalidades, tanto del sector público como privado, quienes expresaron solidaridad y apoyo durante un momento tan difícil como ha sido el fallecimiento de mi madre.”

Al valorar a su desaparecida madre, señaló que “perdimos un tronco, un tremendo tronco familiar. Mi madre era la mayor de una gran familia: Sandoval-Gómez. Gracias a Dios por esa madre, que aun siendo analfabeta se preocupó para que sus hijos fueran profesionales, y sobre todo por enseñarle el amor al trabajo, la lealtad, el apego a los valores morales y sobre todo el servir desinteresadamente a los demás”, señaló De León.

“A mis compañeros del Comité Ejecutivo Nacional del CDP, a la presidenta y miembros del Consejo de Administración del IPPP, directivos del SNTP, seccional completa de CDP de San Francisco de Macorís, de María Trinidad Sánchez (Nagua), de Hermanas Mirabal, de Bonao, del Distrito Nacional que asistieron masivamente a su sepelio.”

Entre las entidades a las cuales agradeció, De León, cito además a los “representantes de movimientos periodísticos y sus compañeros que llamaron insistentemente de todas las seccionales del país y del exterior, entre las cuales citó a Miami, de Puerto Rico, Nueva York, New Jersey, de España y quienes escribieron y publicaron una emotiva crónica desde el exterior para compartir mi dolor.”

La madre de Olivo de León, falleció recientemente a la edad de 101 años en su natal San Francisco de Macoris, siendo una de las damas “más querida y admirada de este provincia.”

El periodista ha recibido vía email, correos electrónicos, cartas físicas enviadas al CDP, mensajes de textos y por las diferentes redes sociales “más de 200 manifestaciones de solidaridad, incluidas algunas que aún no ha podido contestar. A sus compañeros de trabajo en el Colegio Dominicano de Periodistas, CDP.”

“Al ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo; al Ministerio de Administración Púbica (MAP); al presidente del Tribunal Constitucional, doctor Milton Ray Guevara; de la Suprema Corte de Justicia, del Banco Central, del Banco de Reservas.”

Al comandante Regional Nordeste de la Policía Nacional general Neivi Luís Pérez Sánchez, por su comportamiento tan gentil, al coronel Vargas; al comandante de la guarnición de la fortaleza de San Francisco de Macorís, a la gobernadora de la provincia Duarte, Miledys Núñez; al senador Amílcar Romero, en fin a todos, gracias del alma.”

Siendo que Olivo de León fue seminarista de la Iglesia Católica, sus ex compañeros, ahora sacerdotes, Andrés Hernández, Pelagio Taveras, Fausto Burgos, Luís Olivares, el padre Saulo y hermanos diáconos, fueron quienes cumplieron el deseo de su madre de“ser quienes celebrarán la eucaristía de cuerpo presente”, razón por la cual también les agradeció.

“A quienes sirvieron para que no faltara nada en la Funeraria Don Benigno, en el Parador De Master Pollo de donde se sirvió la comida durante los días martes y miércoles, gracias por la familia que tengo, por una madre laboriosa, servicial y abnegada que brindaba con amor un gran caldero de arroz, habichuelas y carne, día tras día a todo el que cruzara por el frente de su casa.”

El periodista gremialista desde hace muchos años, expresó además “gracias a Dios por Rosa, Gómez, por Eugenio por Rafael y por Fabio, mis hermanos. Pero gracias, porque durante los dos días de velatorio pude reflexionar y comprobar que mi madre era también madre de tantos, sobrinos, ahijados, nietos, hermanos y de todos los que la tenían como madre, y con sobradas razones para ello”, enfatizó Olivo de León.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *