Johnny Ventura, premio de honor de Cubadisco

Jhonny VenturaLa Habana.El mayor premio que otorga el más importante evento de la música cubana, el Premio de Honor de Cubadisco, fue recibido por Johnny Ventura, en el concierto de despedida de La Habana, la noche del sábado en el teatro Karl Marx, de manos del músico y diputado Jorge Gómez, presidente del premio de Cubadisco.

Con este premio, Johnny pertenece a un muy pequeño grupo de estrellas internacionales, si no es el único, en poseer los tres premios más relevantes del ámbito musical en Cuba: Premio Internacional Miguel Matamoros, Premio de la Egrem y Premio de Honor de Cubadisco.

El viernes en la noche, Johnny había debutado en La Habana con un resonante éxito, que fue catalogado de histórico por los medios locales, gracias a la energía desplegada en escena, sus bailes llenos de sensualidad caribeña y sus canciones, que se escuchaban en Cuba desde los mismos inicios del Combo Show y que formaban y forman parte del perfil de los carnavales en la mayor isla de las Antillas.

El concierto, iniciado por Elaín Morales y su grupo, con tres movidas canciones, sirvió de preámbulo para El Caballo, quien puso a todos de pie con “Si vuelvo a nacer”, una declaración de principios del dominicano.

“Capullo y Sorullo,” muy conocida en Cuba, le ganó coro y baile, después cantó “Matilda” e hizo sitio a Robert del Castillo para ganarse a los habaneros con “Mi novia y mi mujer”. Volvió Johnny con “Merenguero” y presentó a Tony Ávila, un joven compositor, príncipe de la guaracha, quien hizo tres temas llenos de picardía y doble sentido.

Johnny hiló picardía con picardía y devolvió desde el fondo de la platea con el pregón de “El Cuabero”. Mujeres y hombres lo rodeaban para tocar al ídolo y retratarse con él. Cuando pudo llegar al escenario, hizo “Amoríos” y enseguida “La Rubia”, de Papa Güira. Presentó a Jandy, quien hizo cantar a las seis mil personas con “Bailando”, en tiempo de merengue. El Caballo volvió al escenario para hacer “Juanita Morel”.

Con Elaín y su grupo cantó un popurrí de bolerones, y enseguida le hicieron un homenaje a Celia Cruz.

Fuente: Diario Libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *