Denuncia irregularidades en la Editora Nacional Dominicana

R. A. Ramírez BáezPor Jhonny Trinidad

NUEVA YORK.- El candidato a diputado por el partido Alianza por la Democracia, R. A. Ramírez Báez, denunció «serias irregularidades» en la Editora Nacional Dominicana.

Acusó a dicha institución de manipular y mentir a los escritores, además de publicar manuscritos que sólo benefician a los editores y cabilderos del Gobierno.

Dijo que durante las gestiones gubernamentales del Partido de la Liberación Dominicana, la editora estatal ha invertido millones de pesos en textos cuyos autores no firman contratos que garanticen los derechos de autoría.

Calificó esa práctica como una «estafa editorial», ya que la editora «debe decirle al autor de un libro la cantidad de ejemplares que publica en cada edición y pagar lo establecido por la ley de propiedad intelectual».

Denunció que la Editora Nacional publica manuscritos de grado a grado, sin que hasta la haya difundido cuántos autores han sido remunerados por las publicaciones que realiza esa entidad o la Oficina del Comisionado Dominicano de Cultura en Nueva York.

«Considero sospechoso y preocupante que la Editora Nacional y el Comisionado nunca hayan publicado la cantidad de ejemplares que publican en cada edición. Y lo que es aún peor, hasta la fecha, ningún escritor ha sido remunerado por su derecho de autoría», indicó.

En ese sentido, llamó a los autores a solicitar contratos de publicación y exigir a la Editora Nacional y al comisionado dominicano de Cultura en Nueva York pagos retroactivos de las publicaciones hechas con fondos del Gobierno.

«La Editora Nacional maneja los derechos de autoría al margen de la ley, eso equivale a decir que empuja a que los autores sean invisibles para el fisco. Esta marginalidad ejecutada al estilo de ‘mafias editoriales’ conlleva a que el Estado dominicano jamás reciba pagos por publicaciones», manifestó el también escritor, quien próximamente pondrá en circulación su nueva novela «La Misión del Huarango».

Dijo que «esos hechos evidencian el tráfico de influencia, clientelismo editorial y algo más grave: que la Editora Nacional y los autores están envueltos en peligrosas evasiones fiscales, tanto en República Dominicana como en Nueva York».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *