Cardenal: “Aquí deben mandar los dominicanos”

cardenalEl cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez hizo un llamado a la ciudadanía para que enfrente cualquier intento en contra de la soberanía nacional, al tiempo que manifestó que aquí, en el país, “solo debe mandar el pueblo dominicano”.

“Pido respeto a la soberanía dominicana, ya que nunca han cesado las amenazas de gente que no tiene vergüenza, sobre todo fuera de aquí, que siguen pensando en sus proyectos”, dijo.

López Rodríguez habló en esos términos al oficiar una misa del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en la Catedral Primada de América, con motivo de la conmemoración del aniversario de la gesta de abril del año 1965.

“Sea quien sea, poder o poder. Me importa un bledo. Que vayan a casa de sus familias a hacer lo que ellos quieran. Acá no. Acá debe mandar el pueblo dominicano”, manifestó López Rodríguez en tono enérgico.

Consideró que hace falta que el pueblo dominicano se pare definitivamente frente a los que pretenden mancillar el honor de esta nación. “Hay que mantener siempre la vergüenza. Jamás la traición. No queremos ser mendigos de honor, no. no. Exigimos respeto”, indicó.

El prelado destacó que al cabo de 50 años el pueblo dominicano no olvida aquella desvergüenza en contra del país de parte de las tropas extranjeras. “Hay que mantener siempre la vergüenza y no permitir jamás semejante desvergüenza”, agregó el arzobispo de Santo Domingo.

Heroísmo
Nicolás de Jesús López Rodríguez destacó el gesto de valor y heroísmo de los hombres del PRD durante la Guerra de Abril de 1965, quienes a su entender dieron una lección histórica. El purpurado precisó que la misa la ofreció también por la paz y la soberanía nacional.

(+)
EL CARDENAL CONDENA LOS FEMINICIDIOS

En otro escenario, Nicolás de Jesús López Rodríguez, condenó la cadena de feminicidios que han ocurrido en el país en las últimas 7 2horas, los cuales terminaron con las vidas de 4 mujeres en diversos puntos de país.

Dijo que la iglesia Católica está totalmente opuesta a la violencia entre las parejas y que no existen motivos para que un hombre mate una mujer. Recordó que los evangelios prohíben los asesinatos de forma categórica.

“Eso es una barbaridad, porque ya no hay respeto a la vida. Ya no sabemos qué hacer, pero seguiremos rezando para que Dios meta su mano”, dijo. “Los hombres deben entender que las mujeres no son de su propiedad”, advirtió.

Fuente: Listín Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *