La inocuidad de los alimentos, un reto para Salud Pública

COLOQUIOS CON ALTAGRACIA GUZMAN MARCELINOSANTO DOMINGO. Porque alrededor de 200 enfermedades, que van desde las diarreas hasta el cáncer, son fruto de la contaminación de alimentos y, luego de garantizar su lucha para lograr la calidad de los comestibles que se consumen en el país, desde su producción hasta su comercialización, la ministra de Salud Pública coordinan estrategias con entidades públicas y privadas que intervienen en la cadena alimentaria.

En ese orden, Altagracia Guzmán Marcelino, y los ministros de Agricultura, Ángel Estévez; y de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, así como la directora de ProConsumidor, Altagracia Paulino; y el presidente la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU), Juan de los Santos, firmaron un acuerdo que les compromete a trabajar unidos para lograr la inocuidad de los alimentos, desde el campo hasta los hogares.

El pacto se materializó ayer, durante el acto de celebración del Día Mundial de la Salud, que organizó la Organización Panamericana de la Salud, que este año tiene como lema “Alimento Seguro: del Campo a la Mesa”.

Guzmán Marcelino dijo que la inocuidad de los alimentos es una prioridad para la salud púbica, y que necesitan del concurso de todos los sectores para fortalecer los controles de riesgos, especialmente en cuanto a las regulaciones, y la vigilancia de los peligros que representa la producción, almacenamiento, transporte, distribución, manejo, expendio y consumo que no cumplen con las normas nacionales vigentes.

“Tenemos la responsabilidad de promover una alimentación saludable, que garantice la inocuidad de los alimentos, no sólo para nuestros conciudadanos, sino también para los millones de turistas, que nos visitan cada año, y para ciudadanos de los países que, en el ejercicio del intercambio comercial, adquieren nuestros productos”, expresó.

Fuente: Diario Libre.

De su lado, la representante interina de la OPS, Laura Ramírez, señaló el alto costo que significa para los países la incidencia de enfermedades producidas por el consumo de alimentos contaminados.

Fuente: Diario Libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *