Dominicano enfrenta entre 25 a 50 años por atraco a mano armada en New Hampshire

POR MIGUEL CRUZ TEJADA

Angel Sanchez. acusado robo NYNUEVA YORK.- Ángel Sánchez, un dominicano de 32 años de edad y que se declaró culpable de cometer un atraco a mano armada, en el que él y sus cómplices ataron a las víctimas en busca de drogas, armas y dinero, se enfrenta a una drástica condena de entre 25 a 50 años en la cárcel.

Sánchez está acusado de hacerse acompañar por otros tres hombres para cometer el crimen en Haverhill, cuando fueron a la casa que escalaron, aterrorizando a los residentes.

El hecho se cometió el 18 de julio del 2011 y los atracadores vendaron a las víctimas y los araron con cables eléctricos, además de violar una mujer a punta de pistola.

Sánchez, quien había negociado un acuerdo con la fiscalía para declararse culpable el viernes último, se retractó del trato, diciendo que no permitiría que lo condenaran a entre 18 y 40 años, pero reconsideró la decisión y el lunes, aceptó la proposición de los fiscales, ante el juez del caso William N. Delker.

Se ha declarado responsable de cinco cargos de robo de armas de fuego, conspiración para cometer robo, amenazas, secuestro y uso criminal de un arma de fuego.

También se le acusa de complicidad en un asalto sexual agravado. Kirsten  Wilson, fiscal auxiliar, dijo que el Ministerio Público busca una sentencia más severa contra Sánchez para proteger a la comunidad del criminal.

El abogado defensor de Sánchez, Patrick Fleming, dijo que buscará una condena de entre 10 a 20 años en la cárcel, cuando el dominicano sea sentenciado en junio de este año.

El imputado es también sindicado por intento de contratar pandilleros sicarios para matar al testigo en su contra Abraham de Paula de 26 años de edad.

Los fiscales pidieron al juez ordenarle a de Paula, llevar un cinturón paralizante, alegando que es un riesgo de fuga y de seguridad pública.

El cinturón paralizante fue recomendado por la Oficina del Sheriff del condado Rockingham debido a la conducta violenta de de Paula en la cárcel, quien  se enfrentará a un juicio.

Otros dos acusados, Max Menagerman y Avery Walker, se declararon culpables de numerosos cargos criminales en relación al atraco en Haverhill y fueron sentenciados a entre 20 y 40 años el primero y cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *