Pacientes hospital Medical Center en Alto Manhattan-NY hacen denuncias “espeluznantes”

 
HOSP. MEDICAN CENTERPor Ramón Mercedes
 
Nueva York.- Decenas de denuncias “espeluznantes” contra el Hospital Presbiteriano Medical Center, fueron denunciadas por varios de los asistentes a la audiencia auspiciada y encabezada por el senador de origen dominicano en el Alto Manhattan, Adriano Espaillat, la cual fue realizada el pasado miércoles frente al gigantesco edificio que aloja dicho centro hospitalario, en los vecindarios de Washington Heights e Inwood, ubicado enBroadway con la calle 168, y habitado en un 75% por personas procedente de la República Dominicana.
 
Se expuso que dicho hospital proporciona mejor cuidado a pacientes con un seguro médico privado o de más coberturas, según explicó Marisol Alcántara, miembro de la Asociación de Enfermeras de Nueva York, quien calificó de “inaudito” el hecho que en la sala de emergencias funcionen dos sistemas, “uno para la gente pobre, donde no hay privacidad para discutir sus dolencias, o los pacientes son atendidos en los pasillos y el otro para gente de dinero, que cuenta con una sala de espera lujosa, cómodas sillas y comen a la carta”.
 
Entre las horripilantes denunciadas figura la de Graciela Martínez, quien dijo esperó más de 20 horas en la sala de emergencia, el 27 de junio del año pasado antes de que su madre, Azucena de Martínez, de 100 años, la atendieran. “Fueron días de horror”, le suministraron morfina sin mi consentimiento y no me permitieron trasladarla a otro hospital; no la pude cambiar ni curarle las heridas; a otros les daban cuartos privados, incluso que llegaban después de nosotros», manifestó la exponente, para concluir que su progenitora falleció 20 días después.
 
Otra denuncia estremecedora fue la de Guillermo Cavarrubias, quien expresó que el año pasado llegó a emergencia con su hija de 24 años con dolores insoportables y sangrando. “Les decía que ella tenía mucho dolor porque había recibido un trasplante de pulmón, pero me ignoraban totalmente». Añadió que «En abril de 2013 la enviaron a la casa desahuciada y pocos días después murió».
 
Mientras que Carmen Pérez denunció que fue la semana pasada al hospital para que atendieran a su hija y tuvo que esperar por más de nueve horas antes de recibir atención médica. «Tengo 20 años viniendo a este hospital y siempre es lo mismo», afirmó.
 
Anthony Ciampa, testificó como enfermero que trabaja en el hospital y dijo que la falta de personal de enfermeras es el problema más grave. «La realidad simple y dura es que hay demasiados pacientes por cada enfermera para cuidar”, indicó el trabajador desde hace casi 10 años, en el área de cardiología
 
Autoridades federales han encontrado que el tiempo de respuesta en la sala de urgencia del hospital es más del promedio a nivel nacional y que además un 5% de los pacientes de emergencia se marchan sin ser vistos por un profesional médico, en comparación con el 2% de la media del país.
 
En un comunicado, el hospital se defendió de las acusaciones y aseguró que  “cada paciente que acude al centro recibe la misma alta calidad y cuidado compasivo de nuestro dedicado personal”, y que en respuesta a la creciente demanda, se inició una expansión de 100 millones dólares en el servicio de emergencia para adultos, que será completado en 2017.
 
Al salir de la audiencia, se escuchó a varios de los participantes expresar sus quejas en contra del médico dominicano Rafael Lantigua, quien es director de la Unidad de Medicina Interna del Hospital, por haberle negado ayuda de asistencia médica cuando se la han solicitado, consistente en internamientos y entrega de algunas medicinas para combatir dolores, fiebres y otros malestares.
Por su parte, el senador Espaillat especificó que “las condiciones de la sala de emergencia del Hospital son deplorables, terribles y muy similares a las de un país pobre del tercer mundo”.
 
Aseguró que se propone llevar los testimonios al Departamento de Salud del estado para que se investiguen y se corrijan las anomalías, y su oficina se mantendrá enfocada en que se mejoren las condiciones generales de emergencias antes de 2017, hasta que la comunidad reciba el tipo de acceso al cuidado de salud que merece.
 
El legislador está siendo felicitado y apoyado por líderes comunitarios, profesionales, comerciantes, y ciudadanos que transitan por las calles de los vecindarios quisqueyanos de Washington Heights e Inwood, habitado por cientos de miles de criollos.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *