“No se deje hundir por la Violencia Doméstica”

0
4
Dr. Luis  Rodriguez, presidente de La casa Dominicana NJ
Dr. Luis Rodriguez, presidente de La casa Dominicana NJ

Este 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer. La dimensión de la violencia doméstica puede afectar a uno o todos los miembros del hogar. Todos podemos ser víctimas de la violencia doméstica, hombres o mujeres, sin importar su preferencia sexual, también los niños.

Además de la conocida violencia entre los miembros de la pareja, puede existir violencia entre el resto de lo miembro de la familia, como de hermano a hermano, hijo a padre y de padre a hijo. En esta ocasión trataré principalmente el tema de la violencia contra la mujer, para la cual se utilizara indistintamente el término violencia doméstica o violencia contra la mujer.

La violencia contra la mujer es un sistema de intimidación, coacción de conducta que se usa para ejercer control contra ella y puede incluir cualquier tipo de maltrato; ya sea, verbal, físico, sexual, económico y psicológico entre otros. La suma de todas las formas de violencias mencionadas anteriormente y el hecho de amenazarlas con tomar acciones más severas en el futuro, configuran la dictadura y el control ejercidos sobre la mujer que se encuentra siendo víctima de la violencia de genero.
Este mal afecta sin importar edad, a personas de todos los grupos sociales, económicos, raciales, religiosos, étnicos, que están casadas, divorciadas, que conviven sin estar casadas, que tienen una relación romántica pero no conviven, que mantienen una relación, tanto en parejas heterosexuales como en relaciones homosexuales.

Cualquier persona puede ser víctima de la violencia doméstica, pero, la gran mayoría de las víctimas son mujeres. La situación de sometimiento bajo la violencia doméstica, suele aumentar en frecuencia y severidad con el paso del tiempo.
Es difícil conocer con exactitud la incidencia de la violencia doméstica, ya que frecuentemente las mujeres no la denuncian como debería. No existe una víctima típica. ¡La violencia domestica no discrimina!. De acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas “ONU”, hasta un 70% de las mujeres sufren violencia en su vida.
Círculo de la violencia:
Fase (I): Esta es la fase en donde hay tensión, en la gran mayoría de los casos sin motivo. La tensión va aumentando hasta llegar al punto de la violencia. A veces el agresor ingiere bebida alcohólica para tener la excusa para abusar.

Fase (II): Es la fase de la agresión. La víctima puede tener lesiones físicas que, sumadas a las emocionales, al dolor y al terror, puede causar en ella una situación traumática severa.

Fase (III) Es la fase del arrepentimiento. Ha disminuido la tensión para ambos y el abusador actúa mostrando arrepentimiento y afecto. Si la víctima perdona al abusador y cree en sus promesas, sigue un período de calma, también conocido como periodo de la Luna de Miel, pero a medida que pasa un tiempo el círculo retorna a la primera fase.

De acuerdo a dos fuentes consultadas, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y los Institutos Nacionales de la Salud, “Las mujeres que son víctimas de malos tratos pueden desarrollar alteraciones del sueño, disfunción sexual, depresión, ansiedad, estrés postraumático, trastornos de la conducta alimentaria y desnutrición, y a veces intentan suicidarse“.

La violencia doméstica es un crimen. Si usted está en peligro de ser víctima de la violencia doméstica o si vive en un círculo de violencia doméstica, llame a la policía o busque ayuda inmediatamente. Este problema no se resuelve con el silencio. Si tiene miedo a denunciar porque es inmigrante indocumentada no se preocupe, la ley le protege.

En los Estados Unidos existen instituciones y agencias especializadas en ayudar a personas que son víctimas de violencia doméstica.