Aumentan cargos contra joven dominicano atropelló policía en el Alto Manhattan

 
FRANKLYN REYES Por Ramón Mercedes
 
Nueva York.- El joven dominicano Franklyn Reyes, que atropellara intencionalmente con su vehículo al agente policial del precinto 34 Edward O’Connell a principio de marzo en el Alto Manhattan, fue instruido de nuevos cargos en la Corte Suprema de Manhattan el pasado miércoles, los cuales consisten en asalto en segundo grado, actitud peligrosamente temeraria, resistir y escapar de un arresto.
 
Reyes, de 18 años, fue arrestado en agosto pasado después de llevarse por delante y arrastrar por más de 100 pies con su auto a un agente policial en la calle 179 y la avenida Ámsterdam, en el vecindario dominicano de Washington Heights, cuando hizo un giro ilegal y el agente O’Connell lo detuvo; no presentó licencia de conducir y decidió acelerar el vehículo con la mano del uniformado sobre el guía, cuando trataba de obtener la llave.
 
En su afán de escapar, Reyes fue detenido por otro policía, a quien también trató de lanzarle el carro encima, según las autoridades. Falsamente, le aseguró al agente que lo detuvo que su padre era Policía, y estaba en el cuartel 10, según muestran los documentos de la corte. En ese momento se encontraba en libertad condicional y tenía prohibido manejar un vehículo. Quedó arrestado sin fianza y fue  acusado de agresión en segundo grado, acción temeraria, tratar de escapar de un policía y conducir sin licencia.
 
El padre del joven, Franklyn Reyes Sr. era en realidad casero de un edificio, hasta que perdió su trabajo luego de que fuera acusado junto con su hijo de tomar cosas del apartamento de una mujer que murió en Chelsea el 5 de junio y los fiscales aseguran que los dos se llevaron al menos $2,000 en joyas y electrodomésticos. El joven intentó escapar de la custodia luego de su aparición en corte el pasado 5 de septiembre.
 
El problemático joven estaba anteriormente acusado de matar a la niña de cuatro años Ariel Russo y dejar gravemente herida a su abuela Katia Gutiérrez, de 58, en junio de 2013, cuando se dirigían a la escuela de la víctima y Reyes huía de la policía en una jeepeta.
 
La policía informó en aquella ocasión que iba a exceso de velocidad por la calle 89 y Columbus, cuando le ordenaron detenerse para una supervisión de documentos, acelerando a toda velocidad por la avenida Ámsterdam, tratando de escapar, y en ese hecho mató a la niña.
 
También enfrenta una acusación por otro incidente, cuando se escapó de los investigadores de la Fiscalía que lo vigilaban mientras era atendido en un hospital por una lesión en la pierna. Las autoridades dijeron que mientras lo conducían a un vehículo del Departamento de Correcciones sin esposas, el joven lanzó sus muletas y empezó a correr «como loco», y le tomó 12 minutos a las autoridades alcanzarlo.
 
Según reportes de medios de prensa hispanos y anglosajones, el joven tiene un oscuro récord criminal, al ser arrestado el 29 de julio de 2012 en el condado de Nassau por robo a mano armada; después, en otro caso separado, pero el mismo mes, también fue arrestado por posesión de marihuana, y el 27 de octubre del mismo año fue detenido por robo en segundo grado.
 
El abogado de Reyes, Martín Schmukler, tratará de negociar su libertad bajo fianza una vez más, pero el juez Gregory Carro expresó que Reyes era “un riesgo inminente de fuga”.
 
Más de 10 mil personas en esta ciudad y mediante solicitud online a través de la página www.change.org están exigiendo al juez Carro, que no considere la solicitud de la defensa del joven Reyes de enjuiciarlo como menor, y que lo juzgue como adulto. El caso fue pospuesto para el próximo 20 de noviembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *