Con muerte de Méndez Vargas recuerda difícil momento dentro del periodismo

Ramu00F3n Mercedes-PrensaPor Raldy Rodríguez
 
Nueva York.- Con la muerte esta semana del destacado militante de izquierda en la República Dominicana, Radhamés Méndez Vargas, el reportero en esta ciudad Ramón Mercedes recuerda haber vivido uno de sus momentos más difícil dentro del periodismo, cuando aquel 27 de septiembre de 1974 éste secuestró en el consulado venezolano en el país a la directora de la Oficina de Prensa y Asuntos Culturales de la Embajada de Estados Unidos, Patricia Hutchinson, al cónsul venezolano, Jesús Gregorio del Corral, y otros funcionarios diplomáticos, acción ejecutada por el llamado comando “Movimiento Liberador 12 de Enero”. 
 
Mercedes, quien para esa época recién acababa de llegar de su pueblo natal a la ciudad capital, laboraba en el noticiero Radio Cadena Informativa de HIZ, en el edificio Copello de la calle el Conde, dirigido por el aguerrido periodista César Medina, y recuerda que cuando el hecho ocurrió lo instruyó para que fuera a cubrir el incidente que se desarrollaba en la sede consular, pero, al parecer, notó su inexperiencia periodística en ese entonces y decidió enviar al ya veterano reportero Leo Hernández.
 
Explica que Hernández hizo una llamada al interior del consulado venezolano y formalizó una rápida entrevista con uno de los “secuestrados”, quien al contestar las ráfagas de preguntas del acucioso reportero, contestaba denostando con rayos y centellas contra el gobierno del doctor Joaquín Balaguer.
 
Sostiene que no bien pasaron 30 minutos de la “llamada” entrevista cuando se apareció un coronel de la Policía Nacional con unos 15 agentes policiales “armados hasta los dientes”, suspendiendo la transmisión del noticiero. «No nos dejaron salir a ninguno de los presentes, que aparte de Medina, se encontraban el periodista Carlos Luciano, los locutores Rafael Arredondo, Darío Aracena y Favio Taveras (Pití), además del controlador de cabina identificado como “Madanzagá”, afirma.
 
«Mientras los agentes policiales revisaban la emisora minuciosamente, al igual que a todo el personal en forma descortés y amenazante, hubo que leer varias veces y en vivo un documento traído poco después a la estación radial por un personaje vestido de civil, desmintiendo totalmente la entrevista del periodista Hernández, a quien los servicios de inteligencia investigaron profundamente», recuerda.
 
Mercedes explica que dicho comando, liderado por Vargas, estaba compuesto además por Fernando Antonio Peña, Rolando Barinas, Nicolás Contín, Colombino Pérez y otros, acaparó la atención mundial durante más de 10 días, llegando periodistas de decenas de países, quienes levantaron carpas, para guarecerse del sol, lluvia y sereno, al frente y en los alrededores del consulado venezolano ubicado en la avenida Bolívar.
 
Asimismo, helicópteros sobrevolaban con frecuencia el lugar que perrmanecía cerrado al público y tránsito por varias cuadras a la redonda, con cientos de militares vigilando el área activamente. Remembró que la prensa destacó en ese entonces los servicios de asistencia prestados a los secuestrados por una de las secretarias consulares, Ambrosina Ares, también en cautiverio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *