Démosle una oportunidad a Ramfis Domínguez Trujillo

El autor de este artículo Dr. Luis Campillo (Izq.), su esposa Rosa Campillo y el señor Ramfis Domínguez Trujillo, durante un evento en Miami.
El autor de este artículo Dr. Luis Campillo (Izq.), su esposa Rosa Campillo y el señor Ramfis Domínguez Trujillo, durante un evento en Miami.

Por Dr. Luis M. Campillo

La política el arte de gobernar los pueblos, es ejercida por hombres que debieran anteponer los intereses de su país a sus intereses personales.

El pueblo dominicano ha sido víctima de los políticos que les gobiernan quienes que mediante fábulas lo han conducido a una nueva forma de esclavitud, regida por banqueros inescrupulosos, que pueden mentir y negociar los principios más elementales sin ruborizarse ni sentir vergüenza.

Mucho hemos luchado mucho por consolidar la independencia de nuestro país, pero sin soberanía económica no puede haber soberanía política.

Nuestra soberanía ha venido negociada desde los días de la independencia, solo tuvimos libertad económica a partir del año 1947 durante la Era de Trujillo, pero al caer la dictadura los desaprensivos destruyeron la parte más importante de su legado.

Tan pronto murió el dictador se creó una rebatiña por el poder, que ha sumido al pueblo dominicano bajo un nuevo yugo económico, pues nada se construye con recursos propios todo se hace mediante préstamos para justificar comisiones que van a manos particulares.

Hasta para construir una casa yagua se pide un préstamo, más del 30% de ese dinero se dilapida en comisiones y corrupción por lo que la deuda sube como la espuma, superando los 33 mil millones de dólares.

Nada se edifica para resolver los problemas del pueblo, se construye para resolver los problemas económicos de políticos delincuentes, ya el poder no reside en el palacio nacional, sino en los bancos del exterior que son quienes trazan la política económica del país.

Si no damos un giro a la política de la Nación, su futuro será una pesadilla, no podremos ni cultivar un mango banilejo, pues habrá que pagar derechos de autor a alguna corporación internacional.

Es urgente reordenar el Estado Dominicano buscando la seguridad de nuestra gente sin esperar nada cambio, solo experimentar el placer de retornar la soberanía al país y ver a nuestra gente alivianar su miseria.

Pero en nuestro terruño no hay voluntad política para hacerlo, por tal razón se está formando una fuerza política en el exterior liderada por Ramfis Domínguez Trujillo, que tiene como propósito rescatar la nación del caos en que se encuentra.

Este joven bien intencionado, poliglota, educado en los países más desarrollados del mundo, comprometido con la democracia, sin deudas con el pueblo dominicano, merece una oportunidad, no permitamos se lo impidan aquellos que han vivido engañando al pueblo dominicano.

www.diasporadominicana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *